Autor: Ainara

En el siguiente enlace podéis ver el vídeo de la pieza improvisada creada por Ainara LeGardon para el Zarata Fest celebrado en Hika Ateneo de Bilbao el 18 de diciembre del 2015.

Vídeo de Rafa Rodrigo.

 

Texto disponible en formato pdf y descarga libre: Un_nuevo_escenario_Ainara_LeGardon

Esta breve ponencia se enmarca dentro de una mesa redonda en la que el desafío es mostrar las cuestiones que más preocupan a los autores en materia de la gestión de sus derechos, y hacerlo en menos de diez minutos. Vamos a intentarlo.

En el ámbito de la propiedad intelectual se están viviendo momentos de cambio. Por un lado, desde la Comisión Europea se trabaja para revisar y actualizar la normativa existente, tratando de armonizar las diferentes leyes estatales y apostando por el Mercado Único Europeo. Por otro lado, en el Estado español aún queda un largo camino que habrá de desembocar en una próxima y necesaria reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (una más, tras la insuficiente revisión que supuso la Ley 21/2014), que implique la definitiva transposición de la Directiva 2014/26/UE sobre gestión colectiva.

Si bien la última reforma de la LPI nació ya obsoleta al no transponer algunas normas contenidas en la directiva europea, sí que ha supuesto ciertos cambios en el rumbo de la gestión de derechos. Ese hecho, sumado al surgimiento de una nueva entidad en el País Vasco, está provocando que se tambaleen los cimientos del hasta ahora casi invulnerable monopolio de las sociedades gestoras[1].

¿Qué cuestiones son las que más preocupan a los autores musicales?

Cuestiones simples, llanas. Asuntos que carecen de lógica para los autores y usuarios, y que se podrían resumir en muy pocos puntos:

1-El contrato de gestión contiene unas condiciones innegociables, previa y unilateralmente establecidas por la entidad. En el caso de SGAE es, además, de carácter exclusivo. ¿Qué implica esto?

-El autor se obliga a delegar la gestión de la totalidad su repertorio a la entidad. No puede optar por dejar fuera de SGAE la gestión de ciertas obras.

-En el caso de las autoproducciones, los autores están obligados a pagarse a sí mismos los derechos de autor cuando editan un disco o cuando ejercen de organizadores de sus propios conciertos. Ese pago se ha de efectuar por adelantado y a través de SGAE. Es decir, SGAE cobra a los autores para luego pagar a esos mismos autores, previa deducción de su porcentaje por la recaudación y administración de esa cantidad.

-Los socios tampoco pueden controlar, por ejemplo,en qué espacios pueden tocar su repertorio sin que SGAE esté legitimada para solicitar el pago de derechos en su nombre: pequeñas librerías, locales ocupados, y otros espacios alternativos fuera del circuito oficial y que no pagan tarifas a SGAE.

2-Tarifas y pendiente de reparto

-¿Por qué SGAE es capaz de gestionar los derechos de sus socios, pero también los de otros autores que no les han encomendado su gestión? Por un lado, porque existen derechos de gestión colectiva obligatoria, y por otro, porque algunos derechos que en principio son de gestión colectiva voluntaria son recaudados también por SGAE a través de las tarifas generales. Estas tarifas se cobran a los usuarios no por el uso efectivo de un repertorio concreto, sino simplemente por la disponibilidad de uso. Esto implica que existan millones de euros pendientes de identificar y/o repartir en las arcas de SGAE, simplemente porque han sido cobrados en nombre de autores que no los podrán reclamar, puesto que muchos ni siquiera son socios (ni tienen intención de serlo).

-Las tarifas han sido fijadas de forma unilateral por SGAE, en muchos casos (como ha denunciado repetidamente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) de forma abusiva, amparándose en su posición de monopolio.

Cambio en el modelo

Por suerte, la reforma de la LPI trata algunos de estos aspectos, como el contrato de gestión, el control sobre las tarifas (hace tan solo unos días se aprobó la orden ministerial por la que se aprueba la metodología para la determinación de las tarifas generales) y el destino del reparto, la transparencia, etc.

EKKI surge, por lo que hemos podido comprobar hasta ahora, con la intención de permitir que el titular de derechos pueda elegir qué tipo de contrato suscribe con ella, flexibilizando la gestión para que sea el autor el que pueda tomar todas las decisiones sobre su obra. Otro ejemplo, en marcha desde el año 99, es el de DAMA. Esta entidad permite el contrato por obra (no exclusividad), y, gracias a la aplicación de unas tarifas que atienden al uso efectivo, tiene un “pendiente de identificar” de cero euros.

Cualquier entidad gestora que sea capaz de incidir en estas cuestiones, estará corrigiendo los graves fallos del modelo de gestión actual, y mejorando las condiciones de los creadores.

Formación y ayuda para los creadores

Un asunto fundamental para que los autores puedan tomar decisiones conscientes y responsables respecto a la gestión de su obra, es dotarlos de la formación necesaria en materia de propiedad intelectual. Que sepan qué derechos genera su obra y de cuáles son titulares, que diferencien entre aquellos que pueden ceder y los que no, que entiendan qué es y qué no es una entidad de gestión colectiva, que comprendan lo que son y no son las licencias libres y su compatibilidad o no con el modelo de gestión elegido por ellos mismos, y, como objetivo final, que ni un solo autor firme ningún contrato sin entender plenamente a qué se está comprometiendo mediante ese acuerdo.

Ainara LeGardon. Durango, 8 de diciembre del 2015.

[1] Todas las sociedades de gestión de derechos de propiedad intelectual en el Estado español ostentan un monopolio en su ámbito de actuación, excepto en el caso de los derechos de los creadores audiovisuales, quienes pueden elegir entre SGAE o DAMA. DAMA supuso, hasta el nacimiento de EKKI, el único caso de ruptura de uno de esos monopolios, pero tan sólo en un sector concreto (directores y guionistas, no compositores).

Mesa redonda. De izda a dcha: Igor Estankona (EKKI), Ainara LeGardon, Myriam Miranda (Musikari), Anjel Valdes (Elkar). Foto: Twitter Noiz Agenda

Mesa redonda. De izda a dcha: Igor Estankona (EKKI), Ainara LeGardon, Myriam Miranda (Musikari), Anjel Valdes (Elkar). Foto: Twitter Noiz Agenda

 

Este sábado asistiremos a un hecho crucial en el devenir de la gestión de derechos.

El nacimiento de EKKI y la ruptura del monopolio suponen un hito histórico. Ya ocurrió en el 99 con DAMA en el ámbito audiovisual, pero para el resto de creadores no existía hasta ahora ninguna alternativa a las entidades existentes.

EKKI ha tenido la lucidez de organizar un encuentro en el que poder trasladar a la gente (creadores, otros titulares de derechos, usuarios y ciudadanía en general) en qué consiste su propuesta. Y, de paso (y lo más importante), tomar buena nota de lo que preocupa a los autores y conformar su modelo atendiendo a ello.

Estoy estudiando la propuesta de EKKI y trataré de explicarla, realizando una comparativa con SGAE, VEGAP, CEDRO y resto de sociedades gestoras. La cita es el 19 de diciembre en Bilbo, de 10 a 14 h. Mi cómplice David G. Aristegui vendrá desde Madrid exclusivamente para asistir este seminario histórico. Me gustaría veros allí, y que invitéis a quienes creáis que puede interesar. Es gratis, pero las plazas son limitadas, así que es necesario reservar a través del e-mail igor.estankona@gmail.com

Momento de la charla en Gexto el pasado sábado 12. Foto de David Herranz

Momento de la charla en Gexto el pasado sábado 12. Foto de David Herranz

Pero para mí este fin de semana no empezará ni acabará en el Euskalduna, sino que se completará con dos acciones no menos importantes: mi participación en el Zarata Fest y en la fiesta “Agur, mon amour” de Muelle 3 –que supondrá un homenaje al propio espacio-, ambos en Bilbo. Quizás el domingo haya desfallecido, o quizás siga coleando. Pronto lo sabréis.

Eskerrik asko! ¡Gracias por seguir ahí!

Próximas citas:

18/12/2015: Solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones). Zarata Fest. Hika Ateneo, Bilbo.

19/12/2015: Seminario “EKKI: propuesta para una nueva gestión de la propiedad intelectual”. Palacio Euskalduna, Bilbo. 10:00 a 14:00 h.

19/12/2015: Acción sonora. Muelle 3, Bilbo. A partir de las 20 h.

26/12/2015: Musiforum con Archipiel (Ainara LeGardon y Álvaro Barriuso). Auditorio de Azkuna Zentroa (La Alhóndiga), Bilbao. 18:30 h.

11/01/2016 – 21/02/2016: Curso on-line “Propiedad intelectual en el Arte y la Cultura”. On-line, Asmoz Fundazioa.

 

 

 

 

Hace unos meses leía el ya clásico “Manual de superviviencia” de Josep Coll i Rodríguez, y me sentí en parte irritada y en parte identificada con la cuestión (y su correspondiente respuesta) que cierra el capítulo “Preguntas habituales. Solución a las 100 preguntas malditas”.

A esa pregunta número 100, “¿Los artistas de este país se merecen el esfuerzo que ha supuesto escribir este libro?”, Coll se responde a sí mismo con un “No. (Véase el epílogo).”

Reí un poco. Tan solo un momento. La gracia que me hizo esa réplica a modo de protesta, que entonces percibí cargada de altanería, solo me duró unos segundos. Luego pensé en cuántas veces me he preguntado algo similar, y en cuántas me he quedado con ganas de zarandear (de forma figurada) a algún amigo, conocido, o incluso desconocido al comprobar su dejadez en lo que respecta a la gestión de sus creaciones. Pensé en las situaciones en las que lo he llegado a hacer (zarandear literalmente) y en cuántas ocasiones he sentido frustración, puesto que la razón de ese desinterés posee sus raíces en una profunda desinformación que la industria musical y las entidades de gestión alientan.

Los artistas nos dedicamos a hacer, sin preocuparnos demasiado de cómo lo estamos haciendo. Nos han enseñado que responsabilizarnos de algo más que divertirnos creando, nos desconcentra. Nos han repetido que lo mejor es que nosotros nos dediquemos a lo que sabemos hacer, y dejemos el control de la gestión de nuestra obra en manos de profesionales. Estamos desunidos y luchamos solos. Y las batallas, de esa forma, están perdidas antes siquiera de iniciarse.

En el proceso de documentación para el libro sobre SGAE que David García Aristegui y yo estamos escribiendo, hemos realizado numerosas entrevistas con autores, socios y no socios de la entidad. En varias ocasiones, tras la esperanza de encontrar a alguien formado/a, comprometido/a y que nos pudiera ofrecer razones bien fundamentadas a la hora de explicar sus decisiones en materia de gestión de derechos, nos topamos con el silencio, la duda, la delegación de poderes en alguien de quien realmente se desconfía, el recelo y, en última instancia, el miedo. Han sido ocasiones puntuales, pero para nosotros muy significativas.

Volviendo al manual de Coll, que me parece una obra generosísima, extraigo algunos fragmentos de su epílogo. La publicación data del año 2007, mucho antes de que afloraran a la superficie algunos de los conflictos más graves para los creadores (caso SAGA, escándalo de la “Rueda de las televisiones”, marcados desequilibrios económicos y de poder en los nuevos modelos de negocio, y un largo etc.) y de que eso de la “piratería” nos comenzara ya a sonar como un “no-problema” muy lejano a algunos. Con todo, recoge sensaciones y aspectos en los que debemos poner atención, y que hoy siguen absolutamente vigentes.

“…nuestra falta de organización nos mata, la voluntad de la mayoría de artistas de preocuparse únicamente por su proyecto artístico facilita esta situación, la falta de solidaridad entre nosotros y, especialmente, de los artistas que triunfan nos deja desnudos ante cualquier vulneración de nuestros derechos colectivos. La falta de participación total en los movimientos asociativos —las asambleas vacías— deja a los representantes de éstas vendidos delante de cualquiera, al no tener legitimidad de ningún tipo para actuar con un mínimo de respaldo. Pocos estamos perdiendo el tiempo, realizando acciones para intentar cambiar las cosas; […] Esta aureola que huele a muerto debe cambiar. En el momento en que los artistas nos demos cuenta de que sin músicos NO HAY MÚSICA, que debemos recuperar la punta de la pirámide del negocio musical, salir de las catacumbas… entiendo que, si todos nos pusiéramos de acuerdo, nadie haría playback, nadie firmaría contratos tipo con una duración aproximada de 120 años, como ocurre con los contratos editoriales, nadie miraría impunemente la miseria que vivimos desde su casa de Miami, nadie nos compraría por una zanahoria, por un anticipo.”

Yo no me rindo. Lo que se necesita es invertir en la formación de los artistas, dotarlos de las herramientas y el conocimiento necesarios para que tomen sus decisiones conscientemente, y dar las gracias y valorar el trabajo de quienes enseñan y comparten ese conocimiento que nos dota de poder. Que no se cansen de hacerlo.

PD1: Un abrazo bien fuerte a algunos de los que tengo más cerca, a los que me han enseñado a través de sus artículos, libros o simplemente a través de sus actos: David G. Aristegui (¿Por qué Marx no habló de copyright?), Servando Rocha (Creadores Abogados), Enric Enrich (Copyrait), Sergio Picón (Aloud Music), Alejandro Vera Palencia (Sideleft), y un largo etcétera.

PD2: “Manual de Supervivencia” se puede descargar gratuitamente desde la web de Asesoría Jurídica de las Artes: http://www.asesoriajuridicadelasartes.com/aja-ediciones/. El autor pide a cambio que se difunda el mensaje del motivo de su decisón para hacerlo: “ha decidido regalar su libro como protesta a la subida del IVA cultural y, en concreto a la no equiparación del IVA de los libros digitales (21%) con el de los impresos (4%)”.

PD3: Mientras decidía entre enlazar el nombre de Sergio a su blog o bien a la web de Aloud Music, me encuentro leyendo un post en su página personal que dice “…lo bonito de organizar conciertos es hacer feliz a la gente. Tengo mil recuerdos de gente disfrutando, con los ojos cerrados, bailando, gritando… en movidas montadas por mí. Todo el esfuerzo, las negativas, los obstáculos, las dificultades, la mierda de este negocio, se ve compensada por este tipo de cosas”. Y ya no tengo dudas.

Epílogo Manual de Superviviencia

Epílogo Manual de Superviviencia

Heletako zaldien azoka, 24/11/15

 

Una lombriz se enrosca en forma de garfio.

De camino al pueblo me quedo mirando cómo pastan los caballos a escasos metros de mí, como si fueran criaturas que nunca he visto.

Su cuello.

Ya escucho los relinchos antes de doblar la esquina de la plaza. Forman una canción junto con las campanadas de las tres y las voces de los hombres que engrasan sus botas de cuero.

Comienza a llover sobre el orín y las heces calientes.

Llego justo a la hora de la recogida. Dos jóvenes forcejean con sus pottokas. Los viejos caseros saben conducirlos hasta el camión con mucho más tacto, prefieren clavar sus propias rodillas en el suelo que ver caer a los animales.

Los burros miran hacia abajo. Bostezan cansados de posar.

Como en una sinfonía azarosa, la recua se mueve en el redil. Los asnos cambian sus posiciones súbitamente. Pero tú no. Tú sigues cerca de mí. Me observas. Aguanto tu mirada profunda, no me intimida como lo hacen las de los percherones. Te las ingenias para acercar tu cabeza a mi cuerpo, para olerme de cerca. No eres el más limpio, ni el más elegante, pero ya eres mío. Dejas que te acaricie, lames mi mano mientras escribo sobre ti. Aquí estás, para siempre.

Retraso mi vuelta a casa por el placer de desenterrar algunas castañas de entre el fango y la hojarasca.

Encuentro en un tocón formas y texturas más propias de la composición de un artista que de la sierra de un leñador. Una vez más, el cortador de troncos me regala un poema.

Polaroid de Ainara LeGardon

Poema madera. Ainara LeGardon

Polaroids de Ainara LeGardon

Heletako zaldi azoka. Ainara LeGardon

Poema Cráneos. Ainara LeGardon

Poema Madera y Cráneos. Ainara LeGardon

Carretera Zaragoza-Barcelona, 20/11/15

 

Abro los ojos bajo el arco que dibuja el Meridiano de Greenwich.

En mi interior cambio la hora.

Los pájaros negros se mueven como una masa de petróleo en el aire,

rápidos y acompasados.

El cielo al atardecer se muestra fantasmagórico a través de la tela de araña del espejo retrovisor.

El mundo al revés. La Antártida encima de nosotros.

En el fondo de mis ojos, la Fosa de las Marianas.

 

 

 

¡Hola a todos!

Desde entablar un diálogo en público con un expresidente de SGAE hasta vivir la improvisación en el mismísimo auditorio de Azkuna Zentroa, este último sprint final antes del 2016 se me presenta cargado de actividades muy diferentes: conciertos en solitario, presentaciones poéticas, seminarios sobre propiedad intelectual y autogestión, y un musiforum con Archipiel para cerrar el año.

Cuando entrevisté a Antón Reixa (músico, poeta, creador audiovisual y no sé cuántas cosas más, además de expresidente de SGAE) para el libro en el que ando metida, no me imaginaba que mi música y mi manera de entender la creación le llamarían tanto la atención como para pedirme que le acompañe presentando su último poemario en Euskadi. Como podéis imaginaros, no me pude resistir a la propuesta de “armar entre los dos una conversación artística y de posicionamiento común respecto a la creación, la política cultural, el derecho de autor, etc.”. Estas reflexiones ocurrirán en los forums de FNAC el 10 de diciembre en Bilbo y el 11 en Donostia.

Relacionado con este tema y con mi investigación en torno a las alternativas a los modelos de gestión de derechos actuales, se encuentra también el surgimiento de EKKI, la entidad gestora vasca. La primera cita vinculada a esta materia será en una breve mesa redonda en torno a la propiedad intelectual y el nuevo escenario tras el nacimiento de EKKI en la Azoka de Durango (8 de diciembre). Tras estudiar su modelo, participaré en varios encuentros en los que trataré de explicar a los interesados qué supone esta nueva propuesta y en qué se diferencia de otras entidades. Así, me embarcaré en una serie de seminarios llamados “EKKI: propuesta para una nueva gestión de la propiedad intelectual”, comenzando en Bilbo el 19 de diciembre.

Siguiendo con mi trabajo en torno a facilitar a los músicos las herramientas necesarias para la autogestión de su obra, impartiré una charla, abierta a preguntas, en la Jornada para la profesionalización del músico, que organiza la asociación Stereosonik en Getxo el 12 de diciembre.

Ainara LeGardon por Ibai Armentia en Ahopeko kontzertuak

Ainara LeGardon por Ibai Armentia en Ahopeko kontzertuak, Bilbo 13/11/15

Pero no creáis que con tanta verborrea me olvido de dar conciertos. Ni por asomo. Este mismo fin de semana daré los tres últimos (o casi) conciertos en solitario (con guitarra, con canciones) del año, en Barcelona (Ciclo Carousel), Vic (Festival Foramuralla) y Azpeitia (junto a Anari) respectivamente. El 18 de diciembre repito en el Zarata Fest (esta vez en su edición Bilbo) con mi propuesta más ruidista, y el 26 de diciembre, Archipiel celebramos las navidades por todo lo alto con nuestro musiforum en el Auditorio de Azkuna Zentroa (Alhóndiga Bilbao).

De nuevo, se activa el buzón para recibir ánimos, fuerzas y barritas energéticas. Y en enero… curso on-line de Propiedad Intelectual, ¡30 horazas de diversión! Animaos.

Como siempre, tenéis detalles de cada evento en la sección “agenda” de la web, y mis últimas entradas en el “blog”.

Gracias por estar ahí y nos vemos en cualquiera de estas citas,

Ainara LeGardon

 

20/11/2015. Ainara LeGardon (en solitario, con guitarra, con canciones) + Your Grace + Murnau b. Almo2Bar, Barcelona. 21:30 h.

21/11/2015. Ainara LeGardon (en solitario, con guitarra, con canciones) en Festival Foramuralla. L´Atlàntida, Vic (Barcelona). 20:00 h.

22/11/2015. Anari + Ainara LeGardon (en solitario con guitarra, con canciones). San Agustin Kulturgunea, Azpeitia (Gipuzkoa). 19:00 h.

08/12/2015. Mesa redonda: propiedad intelectual y nuevo escenario tras el nacimiento de EKKI. Durangoko Azoka, Durango (Bizkaia). 11:00 h.

10/12/2015. Presentación poemario “Algo raro pasa raro” de Antón Reixa + diálogo. FNAC, Bilbao. 20:00 h.

11/12/2015. Presentación poemario “Algo raro pasa raro” de Antón Reixa + diálogo. FNAC, Donostia. 20:00 h.

12/12/2015. Jornada para la profesionalización de músicos. Charla Trámites legales y gestión de derechos. Getxo Elkartegia, Areeta – Getxo (Bizkaia). 11:00 h.

18/12/2015. Solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones). Zarata Fest. Hika Ateneo, Bilbao. 19:00 h.

19/12/2015. Seminario “EKKI: propuesta para una nueva gestión de la propiedad intelectual” Bilbao– Horario de mañana, lugar por confirmar.

26/12/2015. Musiforum con Archipiel (Ainara LeGardon y Álvaro Barriuso). Azkuna Zentroa (La Alhóndiga), Bilbao. 18:00 h.

11/01/2016 – 21/02/2016. Curso on-line “Propiedad intelectual en el Arte y la Cultura” On-line, Asmoz Fundazioa.

 

Este fin de semana he podido contrarrestar por momentos el miedo y el odio colectivos. He sentido la necesidad de que la lluvia fuera música, y el deseo urgente de que dos personas no dejaran de mostrarse cariño.

Bilbo, 14/11/15

Esta mañana me despierta la voz de Hannot cantando desde la cocina
a través de los tapones de mis oídos,
lejana,
ensoñada.

Luego, en el Muelle Marzana, reconozco su camisa.
Está apoyado en la barandilla, mirando hacia la ría.
Una chica le acaricia la cabeza.
No quiero saludar desde lejos.
Quiero que le siga acariciando.

Camino.
No miro.

Ya no sé si es Hannot, ni me importa.
Solo me importa que le acaricie a ese hombre
esa mujer.

 

Ainara LeGardon. Ahopeko kontzertua

Ainara LeGardon. Ahopeko kontzertua

PD: La foto es de Ibai Armentia Fotógrafo, en ella estoy escuchando la lluvia llenar los huecos entre las notas cantadas en Ahopeko Kontzertuak. Un secreto y un placer. Que paséis la mejor noche que podáis pasar.

“Múltiples deseos, múltiples cementos” es una reinterpretación del proyecto “El deseo como cemento” (descrito en este mismo blog) a través de una actividad de mediación realizada con alumnas de la Facultad de Magisterio de Donostia. Ha resultado ser una experiencia fantástica y sorprendente, en la que las participantes han aportado sus propias ideas y propuestas, tanto a nivel sonoro como emocional, incluyendo sus historias personales en la pieza. Este aspecto ha sido lo más enriquecedor en la elaboración del trabajo.

En esta ocasión, las grabaciones de campo tomadas en las ciudades han quedado en un segundo plano. El objetivo era que fueran las aportaciones de las alumnas las que cobraran el protagonismo en el desarrollo de la pieza, al tratarse de una reinterpretación de mi proceso vivido en Polonia.

Se presentó ante el público como una experiencia en forma de performance sonora, que representa un viaje a través de las emociones y las historias que ocurren en las ciudades. Las participantes fueron Ane Goenaga, Ane Iturbe, Naiara Kaperotxipi, Meriem Guennoun y yo misma.

Ainara LeGardon reproduciendo el sonido de las ciudades. Foto: Instituto Etxepare.

Ainara LeGardon reproduciendo el sonido de las ciudades. Foto: Instituto Etxepare.

La muestra estuvo llena de todo lo que puebla las ciudades, y lo que nos pobló por dentro a nosotras aquel día:

emociones

conversaciones

pulsos

latidos que se aceleran y ralentizan

sonidos que van y vienen, que forman colchones

sorpresas al doblar las esquinas

recuerdos

sensaciones sutiles, otras más fuertes

urgencia

prisa y desasosiego a veces

calma y descompresión otras

canto, voz, melodía

realidad

 

Tras la presentación, se abrió un coloquio con el público, que queda reproducido a continuación:

Ainara LeGardon: Por mi parte quiero decir que ha sido toda una sorpresa que, con muy poco tiempo de trabajo por delante, hayan logrado conseguir semejantes texturas y sonidos a partir de su propias propuestas. Se merecen una felicitación por el buen trabajo realizado. Yo, sinceramente, he aprendido mucho de la experiencia y se lo agradezco enormemente.

De izda a dcha: Ane Iturbe, Meriem Guennoun, Ainara LeGArdon, Naiara Kaperotxipi y Ane Goenaga en el coloquio posterior a la muestra sonora. Foto: Instituto Etxepare.

De izda a dcha: Ane Iturbe, Meriem Guennoun, Ainara LeGardon, Naiara Kaperotxipi y Ane Goenaga en el coloquio posterior a la muestra sonora. Foto: Instituto Etxepare.

Meriem Guennoun (alumna): Nosotras queríamos decir a todos los que estáis aquí que ha sido una experiencia maravillosa para nosotras, que nos ha abierto los ojos a otro tipo de música. La verdad es que trabajar aquí, todas juntas, ha sido muy emocionante porque, al crear los sonidos, hemos contado nuestras historias y encontrado las razones por las que queríamos que sonaran de una forma concreta. Ella [Ainara] también nos ha contado su historia, y ha sido para nosotras algo muy emotivo y muy bonito.

Ainara: Queremos dar las gracias de forma especial a Carmen [de las Cuevas], su profesora, porque ella fue la que puso en contacto a la institución con la gente a la que finalmente ha llegado la propuesta, y en última instancia con todos vosotros [refiriéndome al público].

Lo más bonito es vivir esta experiencia de pasar por todo un proceso, por todo un aprendizaje mutuo, y no sólo hacer una pieza y marcharnos a casa. El resultado final de la pieza es casi lo menos importante. Lo que importa es el recorrido que se hace, el tránsito juntos, el aprendizaje, el disfrutar y el emocionarnos haciéndolo.

Andrea (equipo DSS2016): ¿Nos podéis contar cómo han sido las reuniones y el proceso de mediación?

Ainara: Sí. Hemos hecho dos sesiones únicamente. Hace diez días tuvimos una primera sesión eminentemente teórica, en la que traté de trasladarles que detrás de una pieza, de una obra, de una composición, de un libro, etc. hay un proceso, un viaje, una búsqueda de muchas cosas. Existe un germen, la idea, que hay plantar, regar y trabajar. Muchas veces ese proceso nos lleva a conseguir metas que no nos habíamos planteado. Quizás la planta crece y da flores de un color que no habíamos intuido. Sobre todo en el ámbito de la experimentación y la improvisación, nos llevamos muchas sorpresas y encontramos hallazgos inesperados.

Momento de la segunda sesión del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Momento de la segunda sesión del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Salí de la primera sesión con la sensación de haberles soltado “un rollo”, pero creí necesario contarles mis planteamientos acerca de este proyecto en concreto y cuáles habían sido mis fuentes de inspiración. No sólo hablamos de música, de hecho hablamos de muchas otras cosas que no eran música, desde lecturas hasta historias de la vida cotidiana que una va encontrando por las ciudades, y que a lo mejor no entiende, puesto que son pedacitos, ladrillos con los que luego se construye algo (de ahí el título de la pieza, “El deseo como cemento”). Viajando por Polonia me encontraba con personas hablando en un idioma que desconocía. Por el contexto, por sus gestos, me podía imaginar parte de la historia. Fui recopilando esos ladrillos y añadiendo cemento para construir el resto. Y eso es lo que hemos hecho nosotras: Lo que hemos aportado cada una han sido pequeños trocitos de nosotras mismas. Parte del planteamiento del proyecto es, para crear sonidos, utilizar objetos encontrados en las calles de las ciudades, comprados en mercadillos, o que para mí significaran algo especial. Les propuse que pensaran en historias, en objetos que para ellas tuvieran un significado especial. Han traído agua, piedras, etc., elementos que en un principio jamás habrían pensado que se pudieran utilizar para hacer música, que pudieran ser utilizados como instrumentos. Eso también ha supuesto una experiencia nueva.

Yo he mantenido algún elemento de los que utilicé allí. Por ejemplo, me llamó mucho la atención que en casi todas las grabaciones de campo se escuchaba de fondo el sonido de obras de reforma de la ciudad. Como ciudadanos no nos damos cuenta de que estamos rodeados de sonidos que pueden resultar incómodos, integrados en esa gran pieza sonora que nos rodea, y casi los ignoramos. Yo los he recreado mediante esa vasija que compré en un mercadillo en Wroclaw, llena de conchas traídas de aquí, y que haciéndolas vibrar reproducen el sonido de las obras de reforma. Curiosamente es el sonido que une a ambas ciudades en este preciso momento en que las dos se están vistiendo de gala para ser capitales culturales, es el sonido común de ambas ciudades. Yo pensaba que el sonido común sería el del agua, el del líquido, pero no…

Ellas han sido libres de proponer sus ideas. Sólo con la sesión de esta mañana, hemos trabajado en la búsqueda de los sonidos de los líquidos, de la lluvia… Hemos tratado de representar de alguna manera los sonidos de nuestra tierra. Yo llevé a Polonia madera, arena… y hoy ha habido lluvia, ha habido viento, y otros sonidos que nos representan. Lluvia hecha con el pelo, que se te ha ocurrido a ti probando [mirando a Ane Iturbe], experimentando.

Ane Iturbe y Meriem Guennoun. Foto: Instituto Etxepare.

Ane Iturbe y Meriem Guennoun durante la muestra sonora. Foto: Instituto Etxepare.

Cada una ha traído lo que para ella significa algo especial, hemos trabajado con ello y además hemos incluido el uso de la voz. Me ha parecido bonito terminar así la pieza (muy tensa puesto que tiene una gran acumulación de sonidos, representando lo que es una ciudad: muchas historias, muchas vivencias de muchos habitantes) bajando paulatinamente hacia el final, hasta disfrutar también de algo parecido al silencio.

Esto creo que ha sido un buen resumen de trabajo que hemos realizado, ¿no?

Alumnas: ¡Sí! [Risas].

Chico entre el público: ¿Cómo se titula?

Ainara: Yo la titulé “El deseo como cemento”, y a esta experiencia la he llamado “Múltiples deseos, múltiples cementos” porque además de nuestras cinco historias, están todas las de las personas con las que me fui cruzando en ambas ciudades. Es múltiple la historia que podemos contar, hay múltiples capas, se trata de un collage sonoro del que solo podemos percibir una parte, y el resto nos lo imaginamos, que es lo interesante.

Carmen (profesora Facultad Magisterio): Yo quiero decir algo porque estoy realmente muy emocionada. Por un lado porque para ellas tener la oportunidad de disfrutar con vosotros de todo este proyecto es muy grande, pero especialmente porque creo que están felices. Eso es muy grande. Felices aprendiendo, abriendo oídos, mente y muchas cosas más. Os dejé en la primera sesión de trabajo un poco asustadas [risas], y hoy habéis estado tan contentas que he pensado “esto va rodado”. También me ha gustado mucho la red que has diseñado, y cómo has entrelazado los sonidos.

Ainara: Sí, bueno, tenemos la oportunidad de trabajar con estos pequeños amplificadores portátiles. Y es que en la vida los sonidos nos rodean por todos lados. En ningún momento he pensado en la pieza como un concierto en el que aquí esté el escenario y ahí el público, sino como algo envolvente. De hecho, ellas tenían libertad para moverse (esta mañana no estabais ahí sentados y era más fácil [risas]). Lo hemos diseñado así entre todas por ese motivo, para tener libertad de movimiento, tener libertad para utilizar los micros con los objetos que hemos traído, o con la garganta, con la voz, con el cuerpo… la libertad de sentir y hacerlo sentir.

Momento del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Momento del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Carmen: Se ha percibido.

Ainara: ¡Qué bien!

Carmen: Eskerrik asko.

Andrea: Muchas gracias, de verdad.

(La gente aplaude, van abandonando el local –Kaxilda, que nos acogió fabulosamente-, y yo me quedo recogiendo lentamente los micrófonos, los cables, las cintas… pensando en todo lo que ha ocurrido hoy, y agradecida por haber vivido esta experiencia).

PD: Creo que la partitura queda de la siguiente manera:

“Múltiples deseos, múltiples cementos”

(Pieza para ser interpretada por un número de entre 1 y 10 ciudadanos)

  1. Elige como instrumento uno o varios objetos/materiales/historias de la ciudad.
  1. Escucha al resto de ciudadanos.
  1. Reproduce junto a ellos

emociones

conversaciones

pulsos

latidos que se aceleran y ralentizan

sonidos que van y vienen, que forman colchones

sorpresas al doblar las esquinas

recuerdos

sensaciones sutiles, otras más fuertes

urgencia

prisa y desasosiego a veces

calma y descompresión otras

canto, voz, melodía

realidad

  1. Trata de dormir bien esta noche.

 

Ainara LeGardon, 2015.

Wroclaw, 08/10/15

 

El verde de las cabezas de los patos del Odra,

de las ensaladas de uvas,

de las botellas de agua sin gas.

El sonido de un trapo empapado en agua sucia impactando contra el suelo al caer desde un 7º piso.

Un ciervo con gafas y corbata posando serio,

un conejo tomando café,

una rana fumando un puro grabada en una de las pipas de la colección de Eugeniusz Get-Stankiewicz,

y tus ojos, bella Berenika,

tus ojos azules que se funden con el calor de tu chaqueta de lana

y tu sonrisa inteligente de gata de fábula.

 


Contacto

Nombre
Email
Mensaje

Ok Mensaje enviado. Ok Message sent.
¡Error! Por favor valida los campos.Error! Please validate your fields.