Categoria: Sounds

“Múltiples deseos, múltiples cementos” es una reinterpretación del proyecto “El deseo como cemento” (descrito en este mismo blog) a través de una actividad de mediación realizada con alumnas de la Facultad de Magisterio de Donostia. Ha resultado ser una experiencia fantástica y sorprendente, en la que las participantes han aportado sus propias ideas y propuestas, tanto a nivel sonoro como emocional, incluyendo sus historias personales en la pieza. Este aspecto ha sido lo más enriquecedor en la elaboración del trabajo.

En esta ocasión, las grabaciones de campo tomadas en las ciudades han quedado en un segundo plano. El objetivo era que fueran las aportaciones de las alumnas las que cobraran el protagonismo en el desarrollo de la pieza, al tratarse de una reinterpretación de mi proceso vivido en Polonia.

Se presentó ante el público como una experiencia en forma de performance sonora, que representa un viaje a través de las emociones y las historias que ocurren en las ciudades. Las participantes fueron Ane Goenaga, Ane Iturbe, Naiara Kaperotxipi, Meriem Guennoun y yo misma.

Ainara LeGardon reproduciendo el sonido de las ciudades. Foto: Instituto Etxepare.

Ainara LeGardon reproduciendo el sonido de las ciudades. Foto: Instituto Etxepare.

La muestra estuvo llena de todo lo que puebla las ciudades, y lo que nos pobló por dentro a nosotras aquel día:

emociones

conversaciones

pulsos

latidos que se aceleran y ralentizan

sonidos que van y vienen, que forman colchones

sorpresas al doblar las esquinas

recuerdos

sensaciones sutiles, otras más fuertes

urgencia

prisa y desasosiego a veces

calma y descompresión otras

canto, voz, melodía

realidad

 

Tras la presentación, se abrió un coloquio con el público, que queda reproducido a continuación:

Ainara LeGardon: Por mi parte quiero decir que ha sido toda una sorpresa que, con muy poco tiempo de trabajo por delante, hayan logrado conseguir semejantes texturas y sonidos a partir de su propias propuestas. Se merecen una felicitación por el buen trabajo realizado. Yo, sinceramente, he aprendido mucho de la experiencia y se lo agradezco enormemente.

De izda a dcha: Ane Iturbe, Meriem Guennoun, Ainara LeGArdon, Naiara Kaperotxipi y Ane Goenaga en el coloquio posterior a la muestra sonora. Foto: Instituto Etxepare.

De izda a dcha: Ane Iturbe, Meriem Guennoun, Ainara LeGardon, Naiara Kaperotxipi y Ane Goenaga en el coloquio posterior a la muestra sonora. Foto: Instituto Etxepare.

Meriem Guennoun (alumna): Nosotras queríamos decir a todos los que estáis aquí que ha sido una experiencia maravillosa para nosotras, que nos ha abierto los ojos a otro tipo de música. La verdad es que trabajar aquí, todas juntas, ha sido muy emocionante porque, al crear los sonidos, hemos contado nuestras historias y encontrado las razones por las que queríamos que sonaran de una forma concreta. Ella [Ainara] también nos ha contado su historia, y ha sido para nosotras algo muy emotivo y muy bonito.

Ainara: Queremos dar las gracias de forma especial a Carmen [de las Cuevas], su profesora, porque ella fue la que puso en contacto a la institución con la gente a la que finalmente ha llegado la propuesta, y en última instancia con todos vosotros [refiriéndome al público].

Lo más bonito es vivir esta experiencia de pasar por todo un proceso, por todo un aprendizaje mutuo, y no sólo hacer una pieza y marcharnos a casa. El resultado final de la pieza es casi lo menos importante. Lo que importa es el recorrido que se hace, el tránsito juntos, el aprendizaje, el disfrutar y el emocionarnos haciéndolo.

Andrea (equipo DSS2016): ¿Nos podéis contar cómo han sido las reuniones y el proceso de mediación?

Ainara: Sí. Hemos hecho dos sesiones únicamente. Hace diez días tuvimos una primera sesión eminentemente teórica, en la que traté de trasladarles que detrás de una pieza, de una obra, de una composición, de un libro, etc. hay un proceso, un viaje, una búsqueda de muchas cosas. Existe un germen, la idea, que hay plantar, regar y trabajar. Muchas veces ese proceso nos lleva a conseguir metas que no nos habíamos planteado. Quizás la planta crece y da flores de un color que no habíamos intuido. Sobre todo en el ámbito de la experimentación y la improvisación, nos llevamos muchas sorpresas y encontramos hallazgos inesperados.

Momento de la segunda sesión del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Momento de la segunda sesión del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Salí de la primera sesión con la sensación de haberles soltado “un rollo”, pero creí necesario contarles mis planteamientos acerca de este proyecto en concreto y cuáles habían sido mis fuentes de inspiración. No sólo hablamos de música, de hecho hablamos de muchas otras cosas que no eran música, desde lecturas hasta historias de la vida cotidiana que una va encontrando por las ciudades, y que a lo mejor no entiende, puesto que son pedacitos, ladrillos con los que luego se construye algo (de ahí el título de la pieza, “El deseo como cemento”). Viajando por Polonia me encontraba con personas hablando en un idioma que desconocía. Por el contexto, por sus gestos, me podía imaginar parte de la historia. Fui recopilando esos ladrillos y añadiendo cemento para construir el resto. Y eso es lo que hemos hecho nosotras: Lo que hemos aportado cada una han sido pequeños trocitos de nosotras mismas. Parte del planteamiento del proyecto es, para crear sonidos, utilizar objetos encontrados en las calles de las ciudades, comprados en mercadillos, o que para mí significaran algo especial. Les propuse que pensaran en historias, en objetos que para ellas tuvieran un significado especial. Han traído agua, piedras, etc., elementos que en un principio jamás habrían pensado que se pudieran utilizar para hacer música, que pudieran ser utilizados como instrumentos. Eso también ha supuesto una experiencia nueva.

Yo he mantenido algún elemento de los que utilicé allí. Por ejemplo, me llamó mucho la atención que en casi todas las grabaciones de campo se escuchaba de fondo el sonido de obras de reforma de la ciudad. Como ciudadanos no nos damos cuenta de que estamos rodeados de sonidos que pueden resultar incómodos, integrados en esa gran pieza sonora que nos rodea, y casi los ignoramos. Yo los he recreado mediante esa vasija que compré en un mercadillo en Wroclaw, llena de conchas traídas de aquí, y que haciéndolas vibrar reproducen el sonido de las obras de reforma. Curiosamente es el sonido que une a ambas ciudades en este preciso momento en que las dos se están vistiendo de gala para ser capitales culturales, es el sonido común de ambas ciudades. Yo pensaba que el sonido común sería el del agua, el del líquido, pero no…

Ellas han sido libres de proponer sus ideas. Sólo con la sesión de esta mañana, hemos trabajado en la búsqueda de los sonidos de los líquidos, de la lluvia… Hemos tratado de representar de alguna manera los sonidos de nuestra tierra. Yo llevé a Polonia madera, arena… y hoy ha habido lluvia, ha habido viento, y otros sonidos que nos representan. Lluvia hecha con el pelo, que se te ha ocurrido a ti probando [mirando a Ane Iturbe], experimentando.

Ane Iturbe y Meriem Guennoun. Foto: Instituto Etxepare.

Ane Iturbe y Meriem Guennoun durante la muestra sonora. Foto: Instituto Etxepare.

Cada una ha traído lo que para ella significa algo especial, hemos trabajado con ello y además hemos incluido el uso de la voz. Me ha parecido bonito terminar así la pieza (muy tensa puesto que tiene una gran acumulación de sonidos, representando lo que es una ciudad: muchas historias, muchas vivencias de muchos habitantes) bajando paulatinamente hacia el final, hasta disfrutar también de algo parecido al silencio.

Esto creo que ha sido un buen resumen de trabajo que hemos realizado, ¿no?

Alumnas: ¡Sí! [Risas].

Chico entre el público: ¿Cómo se titula?

Ainara: Yo la titulé “El deseo como cemento”, y a esta experiencia la he llamado “Múltiples deseos, múltiples cementos” porque además de nuestras cinco historias, están todas las de las personas con las que me fui cruzando en ambas ciudades. Es múltiple la historia que podemos contar, hay múltiples capas, se trata de un collage sonoro del que solo podemos percibir una parte, y el resto nos lo imaginamos, que es lo interesante.

Carmen (profesora Facultad Magisterio): Yo quiero decir algo porque estoy realmente muy emocionada. Por un lado porque para ellas tener la oportunidad de disfrutar con vosotros de todo este proyecto es muy grande, pero especialmente porque creo que están felices. Eso es muy grande. Felices aprendiendo, abriendo oídos, mente y muchas cosas más. Os dejé en la primera sesión de trabajo un poco asustadas [risas], y hoy habéis estado tan contentas que he pensado “esto va rodado”. También me ha gustado mucho la red que has diseñado, y cómo has entrelazado los sonidos.

Ainara: Sí, bueno, tenemos la oportunidad de trabajar con estos pequeños amplificadores portátiles. Y es que en la vida los sonidos nos rodean por todos lados. En ningún momento he pensado en la pieza como un concierto en el que aquí esté el escenario y ahí el público, sino como algo envolvente. De hecho, ellas tenían libertad para moverse (esta mañana no estabais ahí sentados y era más fácil [risas]). Lo hemos diseñado así entre todas por ese motivo, para tener libertad de movimiento, tener libertad para utilizar los micros con los objetos que hemos traído, o con la garganta, con la voz, con el cuerpo… la libertad de sentir y hacerlo sentir.

Momento del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Momento del taller en Kaxilda. Foto: Oihane Espuñez.

Carmen: Se ha percibido.

Ainara: ¡Qué bien!

Carmen: Eskerrik asko.

Andrea: Muchas gracias, de verdad.

(La gente aplaude, van abandonando el local –Kaxilda, que nos acogió fabulosamente-, y yo me quedo recogiendo lentamente los micrófonos, los cables, las cintas… pensando en todo lo que ha ocurrido hoy, y agradecida por haber vivido esta experiencia).

PD: Creo que la partitura queda de la siguiente manera:

“Múltiples deseos, múltiples cementos”

(Pieza para ser interpretada por un número de entre 1 y 10 ciudadanos)

  1. Elige como instrumento uno o varios objetos/materiales/historias de la ciudad.
  1. Escucha al resto de ciudadanos.
  1. Reproduce junto a ellos

emociones

conversaciones

pulsos

latidos que se aceleran y ralentizan

sonidos que van y vienen, que forman colchones

sorpresas al doblar las esquinas

recuerdos

sensaciones sutiles, otras más fuertes

urgencia

prisa y desasosiego a veces

calma y descompresión otras

canto, voz, melodía

realidad

  1. Trata de dormir bien esta noche.

 

Ainara LeGardon, 2015.

“Ahí,

donde lo cotidiano 

no se vuelve mágico.

Ahí,

no me encontraréis”

Hola a todos:

Acabo de terminar la delicada lectura de “Niebla fronteriza” de Hasier Larretxea. Con sus versos aún resonando en mí, preparo el equipaje para viajar más allá de esas fronteras nebulosas que existen entre la improvisación musical, la danza, el teatro, la ópera y el rock. Gracias, Hasier, por haber sabido plasmar con palabras esa sensación que ahora me invade.

Preparo la maleta, como digo, porque hasta el 10 de mayo estaré trabajando en tres proyectos de lo más especial:

El jueves 30 realizaré una improvisación junto a la bailarina Ainhoa Izaguirre en el marco de Transbita (organizado por Bitamine Faktoria), con la única premisa de que la una sea el lienzo en el que la otra pinte, y con la idea del viaje y el movimiento como trasfondo. Será en Hondarribia, a partir de las 20 h.

El sábado 2, también a las 20 h, Archipiel estrenaremos “Hazme un 7” en el Festival Talent (Teatros del Canal de Madrid). Es nuestra primera pieza de media duración, estructurada, partiturizada, pasteurizada y cocinada a fuego medio. “No es rock sinfónico, no es cabaret, no es arte, no es acción, no es poesía. Es Archipiel”.

La sinopsis de “Hazme un 7” dice: “Archipiel convierte la escenografía y la iluminación en su instrumento. Sortea las luces y sombras de microescenarios que suenan a voces de pilotos de guerra en pleno vuelo, a champagne servido en cristal de Bohemia y congelado en el tiempo. Se adentra en un bosque de micrófonos y llama por teléfono a Gurdjeff. Se postra ante altares eléctricos prendiendo el teatro en llamas y dejándonos escuchar el latido de su corazón”.

Y del 3 al 10 de mayo, con mis compañeros de la ópera “La maleta roja”, desarrollaremos una residencia artística en el Estudio 5 de Danza de Teatros del Canal. Realizaremos ensayos intensivos para dar forma a un proyecto que está creciendo y mostrando sus tentáculos, que ya se definen en la obra gráfica de Naiel Ibarrola.

A la vuelta, talleres y conferencias. Los que están confirmados por el momento son los de Irun Factory el 14, 21 y 28 de mayo: Propiedad Intelectual, Licencias Libres y Gestión de derechos. 

Como siempre, encontraréis toda la información de fechas, horarios e inscripciones / entradas, en la sección “agenda” de la web (por cierto, ya disponible en euskera e inglés).

Gracias por estar ahí y os espero en el teatro (donde lo cotidiano se vuelve mágico),

Ainara LeGardon

 

30/04/2015

20:00 Ainara LeGardon + Ainhoa Izaguirre + Nimu. Transbita

Pza del Obispo, Hondarribia Gipuzkoa

Gratuito

 

02/05/2015

20:00 Archipiel (Álvaro Barriuso y Ainara LeGardon). Festival Talent

Teatros del Canal, Madrid Madrid

8 €

 

14/05/2015

16:00 – 19:00  Taller de Propiedad Intelectual y Gestión de derechos (sesión I): Propiedad Intelectual

Irun Factory, Irun Gipuzkoa

Gratuito

 

21/05/2015

16:00 – 19:00  Taller de Propiedad Intelectual y gestión de derechos (sesión II): Licencias libres

Irun Factory, Irun Gipuzkoa

Gratuito

 

28/05/2015

16:00 – 19:00  Taller de Propiedad Intelectual y gestión de derechos (sesión III): Gestión de derechos

Irun Factory, Irun Gipuzkoa

Gratuito

 

Adelanto próximos meses:

 

04/07/2015

Ainara LeGardon con banda. Gira “Every minute”. Festival The Lemon Day

Festival The Lemon Day, Capellades Barcelona

 

04/09/2015

Ainara LeGardon con banda. Gira “Every minute”. Kutxa Kultur Festibala

Parque de Atracciones de Igeldo, Donostia Gipuzkoa

 

05/09/2015

Ainara LeGardon en solitario (con guitarra, con canciones)

Festival Arteficial, Ribadavia Ourense

Este fin de semana Archipiel nos hemos recluido en Heleta para trabajar en el montaje de nuestra próxima pieza, “Hazme un 7”. Rafa Rodrigo ha ejercido de chófer, cocinero y asistente técnico. Hemos disfrutado de un antiguo cine reconvertido en auditorio y pista de baile para nosotros solos. En él hemos creado 7 microescenarios con metros y metros de cinta de vídeo que ahora parecen medusas salidas de películas de ciencia ficción, recipientes de vidrio que cantan y vibran, teléfonos con línea directa a las historias de pilotos de guerra de países con lenguajes desconocidos.

Aunque aún quedan por escribir un par de homiletras para recicantar de espaldas el uno al otro, ya hemos elegido los micrófonos que conformarán el bosque en movimiento en el que nos perderemos, en el que perseguiremos las texturas del musgo y el helecho, de las hayas y los abetos.

Al igual que hace dos años, la adaptación de nuestro trabajo al escenario de la Sala Verde de Teatros del Canal y las necesidades de producción del Festival Talent están suponiendo un ejercicio de concreción, concreación y formalización de ideas muy sano y reconfortante: Un push-up enriquecedor para nuestro quehacer cotidiano. Re-re-re-re-novad’or, tre-molón y trovadorador.

Fuera de nuestro imaginario, los pottokas pastaban cerca de las ovejas y las vacas, y en el reloj de la iglesia siempre daban las siete.

Estas son algunas de las imágenes del proceso de creación y montaje de “Hazme un 7”. ¡Os esperamos en el estreno (2 de mayo a las 20 h)!

http://www.teatroscanal.com/espectaculo/talent-madrid-2015/

 

Penúltima versión de "Hazme un 7", por Archipiel

Penúltima versión de “Hazme un 7”, por Archipiel

 

Ensayos de Archipiel por Rafa Rodrigo. Hay luz al final del túnel.

Ensayos de Archipiel por Rafa Rodrigo. Hay luz al final del túnel.

 

Ensayando el Pasillo Armónico

Ensayando el Pasillo Armónico

 

Ensayando el Contacto Simple

Ensayando el Contacto Simple

 

Ensayando Microescenarios Plásticos

Ensayando Microescenarios Plásticos

 

Ensayando Palabra

Ensayando Palabra

 

 

Egunon!

Pocas veces una tiene la oportunidad de ser percibida por una mirada tan especial como la de Martín Ibarrola. Ha puesto en palabras aquellas sensaciones que mi presencia y mi interacción musical con su hermano Naiel le causaron el día que nos conocimos.

“… fue capaz de emocionarse cuando resquebrajamos una sandía. Ainara miraba los objetos como intentando adivinar a qué sonarían. ¿Qué ruido hará ese jarrón cuando lo estalle contra el suelo?”

El texto se acaba de publicar en la revista literaria La Espiral, acompañado de la grabación de la pieza “Soledades”, resultado del ensayo al que asistió Martín como invitado discreto y silencioso:

“Decían tocar sobre un viejo poema, pero su canción parecía aún más antigua, de arena y agua salada, un cántico arcaico. ¡Ah, si hubiese conocido a Ainara cuando era un niño! Sin duda lo sabría, sabría que existen las brujas, que existe la magia.”

La magia es encontrarse con regalos así de vez en cuando.

PD: sigo preparando el concierto de este domingo en Garoa (Zarautz), con el libro “Cartas a un joven poeta” de Rilke en la mano, extrayendo estímulos. “Que algo sea difícil debe ser una razón más para que lo hagamos”.

Que paséis un buen día.

Podéis leer el texto completo en: http://laespiral.deusto.es/ainara-legardon-summa-pythonissae/

Ilustración de Naiel Ibarrola

Ilustración de Naiel Ibarrola

 

“Haga lo que ame. Conozca bien de qué está hecho, roa sus propios huesos, entiérrelos y desentiérrelos para roerlos de nuevo”.

(Extracto de una de las cartas de H. D. Thoreau a Harrison G. O. Blake)

 

A veces conocerse bien a uno mismo entraña dificultades; roerse los propios huesos duele; afrontar desafíos asusta. Esta semana viviré por segunda vez la experiencia de realizar una residencia artística, convivir y trabajar rascando en las emociones propias y en las de los compañeros de viaje. El proyecto de nuestra ópera “La Maleta Roja” me hace sentir perdida en ocasiones, como quien descubre caminos por los que antes no había transitado y teme alejarse demasiado de lo familiar.

 

Procuraré enterrar, roer y desenterrar mis huesos una y otra vez, amando lo que hago.

 

Si os apetece acercaros el último día de la residencia, Archipiel ofreceremos un musiforum en el que, después de mostrar nuestro trabajo en dos o tres piezas improvisadas, entablaremos un diálogo con el público en el que explicaremos nuestros objetivos, algunas claves comunes a los procesos de improvisación, las señales que empleamos, nuestros referentes musicales, etc. abierto a preguntas y comentarios con el fin doble de esclarecer de qué se trata y de generar un ambiente de participación en el que los miembros del público se sientan cómodos de cara a la parte final del musiforum. En esta tercera parte, volveremos a improvisar, esta vez trabajando con el propio público, sobre las ideas planteadas en el diálogo. Siempre de manera desenfadada y buscando una conexión en el aquí y el ahora como medio de enriquecimiento personal y diversión compartida.

 

Será en Baratza Aretoa (Gasteiz). Domingo 15 de febrero. 18:30 h. Precio 6 € anticipada / 8 € taquilla (reservas en: reservas@salabaratza.com)

 

Os esperamos.

Ópera experimental "La Maleta Roja". Imagen de Naiel Ibarrola

Ópera experimental “La Maleta Roja”. Imagen de Naiel Ibarrola

 

 

 

Buscando la imagen que resumiera este año, he encontrado la que creo que representa la mayoría de las sensaciones vividas: en ella están Héctor Bardisa (Flyingpigmatanza Ahí) y Rubén Martínez Sepúlveda, quienes me acompañan en “Every minute”. Se encuentran también las texturas fantásticas de otras músicas que, unas veces de fondo y otras tomando protagonismo, me envuelven y me trasladan a otros lugares. Hay, incluso, lo que parece un planeta derritiéndose ante el calor que emanan nuestras manos. La ilustración es de Naiel Ibarrola, que ha estado presente en muchos momentos de este año sinusoidal y exuberante.

Gracias a todos por estar ahí y escoltarme en este viaje, que nunca acaba.

Os deseo un nuevo año fecundo, envolvente y frondoso. Que viajéis a exoplanetas desconocidos, que libréis batallas emocionantes. Allí nos vemos

Ainara LeGardon, Héctor Bardisa y Rubén Martínez por Naiel Ibarrola

Ainara LeGardon, Héctor Bardisa y Rubén Martínez por Naiel Ibarrola

Un hito, una marca más en la lista de lugares mágicos en los que dar un concierto. La sede que alberga al Festival Keroxen, en Tenerife, es uno de ellos. Como casi siempre que realizo un solo de improvisación, trato de impregnarme con la historia del lugar y construir una dramaturgia sonora, o al menos crear hilos conductores entre las pequeñas piezas o procesos que se van sucediendo. El espacio es un instrumento más, casi el más importante, puesto que su acústica determinará los cauces por los que fluirá el sonido, el movimiento, las ideas casi en forma de líquido.

Un tanque de petróleo. ¿Qué más puedo pedir? Un tanque de petróleo que desempeñó su cometido en los años 30 del siglo XX, y luego se vació y permaneció como una mole inservible hasta que se le ha dado un uso como lugar para la creación artística. Un majestuoso espacio con una reverberación de ¿17 segundos? ¿En serio? Cuento en voz baja hasta 17 y sonrío.

Y recuerdo el día en que Archipiel grabamos una pieza durante nuestra residencia en Azala. Era primavera, el césped aún estaba húmedo y yo me tumbé en una esterilla de gomaespuma. El sol pegaba fuerte. Le dimos al REC. Al cabo de unos minutos empecé a acalorarme, luego a quemarme. Y cuando me quejé en alto de que mi cuerpo estaba ardiendo, Álvaro dijo con una voz que no parecía la suya “estás tumbada sobre una charca de petróleo”. Le miré y le vi comiendo hierba a mi lado. Lentamente, parecía un rumiante. “Petróleo”, repetía con la boca llena y la dicción rota. Un abejorro nos sobrevolaba y su zumbido fue el despertar perfecto para la consciencia.

Ahora floto en un tanque de petróleo. Imagino a mi amigo masticando hierba y a cualquier insecto tratando de sobrevivir en un entorno negro y denso, que parece la descripción de una existencia pasada. Cuánta muerte y cuánta vida en este depósito. La densidad de mi propio cansancio determina una pieza en la que se mezclan los sonidos acuosos del contenido de los bidones, con un canto de sirena lejano, al otro lado del teléfono con línea directa a la nada.

Gracias a los que escuchasteis en silencio y os dejasteis llevar por los fenómenos climatológicos, extraños e incómodos, que surgieron a través de los micrófonos.

Gracias al Keroxen por la oportunidad de intervenir en un lugar tan mágico. A Bonny y Dácil por la amabilidad y hospitalidad.

Gracias a Juan MaRe por capturar los momentos con ese encanto que le caracteriza.

Suena el viento baladrando entre las rendijas de dos puertas mal cerradas. Desde aquí veo el mar entre nieblas. Que paséis una buena tarde.

Ainara LeGardon tomó una pequeña parte del escenario central para deleitarnos con una sesión de improvisación libre en la que su voz y diversos objetos amplificados crearon una de esas atmósferas etéreas de escalofrío reverberante y cargada de una teatralidad sublime. Los cantos de sirena de esta bilbaína, sus artificios vocales y mecánicos, sus acoples musitados y sus movimientos y ruiditos emocionales se volcaron en una audiencia hechizada por la magia de su espectáculo. Un show tremendo que describe la calidad experimental de las propuestas del festival”.

Extracto de la crónica en http://www.lagenda.org/noticias/cronica-keroxen-quinta-jornada

Ainara LeGardon en Keroxen por Juan MaRe

Ainara LeGardon en Keroxen por Juan MaRe

 

 

 

PD: “Petróleo” de Archipiel se puede escuchar en: https://soundcloud.com/elhombreclasico/petroleo

Egunon!
Este hombre es Javier Díez Ena, el Señor Tropical, un grande entre los grandes con quien tuve el placer de compartir viajes, grabaciones y conciertos durante unos años. Es la persona que conozco que más cerca está de dominar el don de la ubicuidad, uno de los que me han enseñado cómo manejar la hiperactividad, abrazando la voluntad de trabajo y siempre con una sonrisa. Esta foto la hizo Alvaro Sanz durante la grabación de “Forgive me…” (2009), un disco que fue definido por Feiticeira como “un nuevo disparo sutil y doloroso”.

El jueves aterrizaremos en Siroco para presentar “Every minute”, cerrando el Festival Euskadi Suena en Madrid. Una vez más, los astros se han alineado para que Javier me pueda devolver aquella descarga, y lo haga junto a Héctor Bardisa y Rubén Martínez. Ya estoy temblando.

Sin margen para la recuperación, tomaré un avión hacia Canarias. El viernes haré un solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones) en el marco del Festival Keroxen (Tenerife). La ubicación es brutal, un antiguo tanque reconvertido a espacio cultural, en el que ya me esperan decenas de bidones con los que hacer música.

El sábado me reencontraré con los amigos del Equipo Para y ofreceré un taller de autogestión musical en su sede de Tenerife. El lunes y martes, otro taller más en el Conservatorio de Las Palmas de Gran Canaria.

Os escribiré sobre los aguacateros y los cormoranes a mi regreso. De momento os espero para dejarnos agujerear juntos por las balas sonoras en Madrid. Que paséis un buen día.

 

20/11/14: Madrid. Siroco. Ainara LeGardon con banda. Gira “Every minute”.
Festival Euskadi suena en Madrid.
21:30 h
8/10 €
Entradas en: http://kulturalive.com/index.php?len=cas&id=2836

 

21/11/14: Sta. Cruz de Tenerife. Festival Keroxen. El Tanque. Ainara LeGardon. Solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones).

 

22/11/14: Taller de Autogestión musical. Nivel 1. Sta. Cruz de Tenerife. 8 horas.
Horario: de 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 20:00 h.
Lugar: Sede de la Asoc. Equipo Para. c/ La Marina, 4.
Precio: 50 €
Inscripciones: workshops@ainaralegardon.com

 

24 y 25/11/14: Taller de Autogestión musical. Nivel 1. Las Palmas de Gran Canaria. 8 horas.
Horario: de 16:00 a 20:00 h.
Lugar: Conservatorio de Las Palmas.
Precio: Por concretar.
Inscripciones: workshops@ainaralegardon.com

Ainara LeGardon y Javier Díez-Ena por Álvaro Sanz

Ainara LeGardon y Javier Díez-Ena por Álvaro Sanz

 

Egunon!

Me parece casi imposible que en el mes de mayo pudiéramos lograr aquello que hicimos: el Relay de Relays, una carrera de obstáculos y relevos con 47 artistas en 4 ciudades. El Lolapalooza de la improvisación. Los Juegos Olímpicos de la música experimental. Audiotalaia acaba de publicar en libre descarga un documento completísimo: audios, vídeos y textos que relatan de forma excepcional un suceso que aún hoy me parece digno sólo de un sueño. Mayo fue un mes en el que escuché más que canté, en el que aprendí más que enseñé, en el que una niña me preguntó si soy de Marte capital o de un pueblecito de las afueras y yo le contesté sin decir una sola palabra que, por supuesto, de las afueras.

Tuve el honor de ser una de las co-organizadoras, y además, de aparecer en la pieza que abre la obra junto a Fernando Junquera (Negro), Marta Sainz y Javier Pedreira que podéis escuchar en este enlace. Dos guitarras y dos voces. La mía, persiguiendo las melodías de Negro, lentamente pero de forma segura, construyendo junto a los demás un nido para acomodarnos todos.

También me encargaron un texto del que compartí un extracto con vosotros hace poco, en el que insisto en lo que más importa. Se ha publicado junto a otros de Wade Matthews y Josep Lluís Galiana. Hoy os dejo el mío en su totalidad y os pido que dediquéis un momento a escuchar, ver y leer. Gracias por estar ahí y apoyar la Música.

 

“Si hay una palabra que describa un Relay, es compromiso: Un acuerdo en el que ejercer nuestra responsabilidad en pos de la música (y dan ganas de escribir Música con mayúscula).

Si hay otra, es confianza: El aliento de los otros que impulsa las decisiones de uno mismo.

Tomamos el relevo en la tarea de mantener una red con los nudos bien atados. Con vínculos y conexiones que permitan la continuidad de un viaje. Somos olas en el recorrido del mensaje en la botella. Unos adoptamos el papel del viento, otros de la gravedad lunar, de la masa acuosa en forma de lecho, de la espuma que acolcha la superficie… y juntos mecemos y transportamos la idea del compromiso.

Tras este Relay de Relays acontecido en mayo del 2014, ha sido un placer caer rendida al traspasar la línea de meta, pues el objetivo de emocionar y emocionarnos ha sido alcanzado. La semilla, sembrada; y el testigo, ya depositado en otras manos para que la aventura continúe.

Que disfrutéis de la escucha.”

http://www.audiotalaia.net/catalogue/at075-relay-2014/

 

Gabon!
La luna brilla imponente hoy. Miro por curiosidad un calendario lunar y encuentro que hace tan sólo un minuto, a las 19:37, estuvo llena.

Disfruto de una noche más en casa, con la cuenta atrás iniciada para el viaje a Burgos de mañana. Dicen que estaremos bajo cero este fin de semana, y a mí me da igual porque sé que aullaré con hálito caliente. También sé que el tiempo en el tren pasará rápido terminando la lectura de “Cartas de una pionera” (Hoja de Lata Editorial):

“La vida se me antojaba un largo y feliz paseo…” Elinore Pruitt Stewart.

La foto es de Salomé Sagüillo. Que paséis una buena noche.

07/11/14: Burgos. Espacio Tangente. Solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones). 21:30 h. 5 € (entrada incluida en la cuota del taller).

8 y 9/11/14: Burgos. Espacio Tangente. Taller de Autogestión musical. Nivel 2.

Horario: sábado de 17 a 21 h y domingo de 10 a 14
Lugar: Espacio Tangente. C/ Valentín Jalón 10, bajo.
Precio: 55€ y entrada concierto (50€ socios/as y entrada concierto)
Inscripciones: 947 216 127 o info@espaciotangente.net

Ainara LeGardon por Salomé Sagüillo

Ainara LeGardon por Salomé Sagüillo

 


Contacto

Nombre
Email
Mensaje

Ok Mensaje enviado. Ok Message sent.
¡Error! Por favor valida los campos.Error! Please validate your fields.