Categoria: Sounds

Un hito, una marca más en la lista de lugares mágicos en los que dar un concierto. La sede que alberga al Festival Keroxen, en Tenerife, es uno de ellos. Como casi siempre que realizo un solo de improvisación, trato de impregnarme con la historia del lugar y construir una dramaturgia sonora, o al menos crear hilos conductores entre las pequeñas piezas o procesos que se van sucediendo. El espacio es un instrumento más, casi el más importante, puesto que su acústica determinará los cauces por los que fluirá el sonido, el movimiento, las ideas casi en forma de líquido.

Un tanque de petróleo. ¿Qué más puedo pedir? Un tanque de petróleo que desempeñó su cometido en los años 30 del siglo XX, y luego se vació y permaneció como una mole inservible hasta que se le ha dado un uso como lugar para la creación artística. Un majestuoso espacio con una reverberación de ¿17 segundos? ¿En serio? Cuento en voz baja hasta 17 y sonrío.

Y recuerdo el día en que Archipiel grabamos una pieza durante nuestra residencia en Azala. Era primavera, el césped aún estaba húmedo y yo me tumbé en una esterilla de gomaespuma. El sol pegaba fuerte. Le dimos al REC. Al cabo de unos minutos empecé a acalorarme, luego a quemarme. Y cuando me quejé en alto de que mi cuerpo estaba ardiendo, Álvaro dijo con una voz que no parecía la suya “estás tumbada sobre una charca de petróleo”. Le miré y le vi comiendo hierba a mi lado. Lentamente, parecía un rumiante. “Petróleo”, repetía con la boca llena y la dicción rota. Un abejorro nos sobrevolaba y su zumbido fue el despertar perfecto para la consciencia.

Ahora floto en un tanque de petróleo. Imagino a mi amigo masticando hierba y a cualquier insecto tratando de sobrevivir en un entorno negro y denso, que parece la descripción de una existencia pasada. Cuánta muerte y cuánta vida en este depósito. La densidad de mi propio cansancio determina una pieza en la que se mezclan los sonidos acuosos del contenido de los bidones, con un canto de sirena lejano, al otro lado del teléfono con línea directa a la nada.

Gracias a los que escuchasteis en silencio y os dejasteis llevar por los fenómenos climatológicos, extraños e incómodos, que surgieron a través de los micrófonos.

Gracias al Keroxen por la oportunidad de intervenir en un lugar tan mágico. A Bonny y Dácil por la amabilidad y hospitalidad.

Gracias a Juan MaRe por capturar los momentos con ese encanto que le caracteriza.

Suena el viento baladrando entre las rendijas de dos puertas mal cerradas. Desde aquí veo el mar entre nieblas. Que paséis una buena tarde.

Ainara LeGardon tomó una pequeña parte del escenario central para deleitarnos con una sesión de improvisación libre en la que su voz y diversos objetos amplificados crearon una de esas atmósferas etéreas de escalofrío reverberante y cargada de una teatralidad sublime. Los cantos de sirena de esta bilbaína, sus artificios vocales y mecánicos, sus acoples musitados y sus movimientos y ruiditos emocionales se volcaron en una audiencia hechizada por la magia de su espectáculo. Un show tremendo que describe la calidad experimental de las propuestas del festival”.

Extracto de la crónica en http://www.lagenda.org/noticias/cronica-keroxen-quinta-jornada

Ainara LeGardon en Keroxen por Juan MaRe

Ainara LeGardon en Keroxen por Juan MaRe

 

 

 

PD: “Petróleo” de Archipiel se puede escuchar en: https://soundcloud.com/elhombreclasico/petroleo

Egunon!
Este hombre es Javier Díez Ena, el Señor Tropical, un grande entre los grandes con quien tuve el placer de compartir viajes, grabaciones y conciertos durante unos años. Es la persona que conozco que más cerca está de dominar el don de la ubicuidad, uno de los que me han enseñado cómo manejar la hiperactividad, abrazando la voluntad de trabajo y siempre con una sonrisa. Esta foto la hizo Alvaro Sanz durante la grabación de “Forgive me…” (2009), un disco que fue definido por Feiticeira como “un nuevo disparo sutil y doloroso”.

El jueves aterrizaremos en Siroco para presentar “Every minute”, cerrando el Festival Euskadi Suena en Madrid. Una vez más, los astros se han alineado para que Javier me pueda devolver aquella descarga, y lo haga junto a Héctor Bardisa y Rubén Martínez. Ya estoy temblando.

Sin margen para la recuperación, tomaré un avión hacia Canarias. El viernes haré un solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones) en el marco del Festival Keroxen (Tenerife). La ubicación es brutal, un antiguo tanque reconvertido a espacio cultural, en el que ya me esperan decenas de bidones con los que hacer música.

El sábado me reencontraré con los amigos del Equipo Para y ofreceré un taller de autogestión musical en su sede de Tenerife. El lunes y martes, otro taller más en el Conservatorio de Las Palmas de Gran Canaria.

Os escribiré sobre los aguacateros y los cormoranes a mi regreso. De momento os espero para dejarnos agujerear juntos por las balas sonoras en Madrid. Que paséis un buen día.

 

20/11/14: Madrid. Siroco. Ainara LeGardon con banda. Gira “Every minute”.
Festival Euskadi suena en Madrid.
21:30 h
8/10 €
Entradas en: http://kulturalive.com/index.php?len=cas&id=2836

 

21/11/14: Sta. Cruz de Tenerife. Festival Keroxen. El Tanque. Ainara LeGardon. Solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones).

 

22/11/14: Taller de Autogestión musical. Nivel 1. Sta. Cruz de Tenerife. 8 horas.
Horario: de 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 20:00 h.
Lugar: Sede de la Asoc. Equipo Para. c/ La Marina, 4.
Precio: 50 €
Inscripciones: workshops@ainaralegardon.com

 

24 y 25/11/14: Taller de Autogestión musical. Nivel 1. Las Palmas de Gran Canaria. 8 horas.
Horario: de 16:00 a 20:00 h.
Lugar: Conservatorio de Las Palmas.
Precio: Por concretar.
Inscripciones: workshops@ainaralegardon.com

Ainara LeGardon y Javier Díez-Ena por Álvaro Sanz

Ainara LeGardon y Javier Díez-Ena por Álvaro Sanz

 

Egunon!

Me parece casi imposible que en el mes de mayo pudiéramos lograr aquello que hicimos: el Relay de Relays, una carrera de obstáculos y relevos con 47 artistas en 4 ciudades. El Lolapalooza de la improvisación. Los Juegos Olímpicos de la música experimental. Audiotalaia acaba de publicar en libre descarga un documento completísimo: audios, vídeos y textos que relatan de forma excepcional un suceso que aún hoy me parece digno sólo de un sueño. Mayo fue un mes en el que escuché más que canté, en el que aprendí más que enseñé, en el que una niña me preguntó si soy de Marte capital o de un pueblecito de las afueras y yo le contesté sin decir una sola palabra que, por supuesto, de las afueras.

Tuve el honor de ser una de las co-organizadoras, y además, de aparecer en la pieza que abre la obra junto a Fernando Junquera (Negro), Marta Sainz y Javier Pedreira que podéis escuchar en este enlace. Dos guitarras y dos voces. La mía, persiguiendo las melodías de Negro, lentamente pero de forma segura, construyendo junto a los demás un nido para acomodarnos todos.

También me encargaron un texto del que compartí un extracto con vosotros hace poco, en el que insisto en lo que más importa. Se ha publicado junto a otros de Wade Matthews y Josep Lluís Galiana. Hoy os dejo el mío en su totalidad y os pido que dediquéis un momento a escuchar, ver y leer. Gracias por estar ahí y apoyar la Música.

 

“Si hay una palabra que describa un Relay, es compromiso: Un acuerdo en el que ejercer nuestra responsabilidad en pos de la música (y dan ganas de escribir Música con mayúscula).

Si hay otra, es confianza: El aliento de los otros que impulsa las decisiones de uno mismo.

Tomamos el relevo en la tarea de mantener una red con los nudos bien atados. Con vínculos y conexiones que permitan la continuidad de un viaje. Somos olas en el recorrido del mensaje en la botella. Unos adoptamos el papel del viento, otros de la gravedad lunar, de la masa acuosa en forma de lecho, de la espuma que acolcha la superficie… y juntos mecemos y transportamos la idea del compromiso.

Tras este Relay de Relays acontecido en mayo del 2014, ha sido un placer caer rendida al traspasar la línea de meta, pues el objetivo de emocionar y emocionarnos ha sido alcanzado. La semilla, sembrada; y el testigo, ya depositado en otras manos para que la aventura continúe.

Que disfrutéis de la escucha.”

http://www.audiotalaia.net/catalogue/at075-relay-2014/

 

Gabon!
La luna brilla imponente hoy. Miro por curiosidad un calendario lunar y encuentro que hace tan sólo un minuto, a las 19:37, estuvo llena.

Disfruto de una noche más en casa, con la cuenta atrás iniciada para el viaje a Burgos de mañana. Dicen que estaremos bajo cero este fin de semana, y a mí me da igual porque sé que aullaré con hálito caliente. También sé que el tiempo en el tren pasará rápido terminando la lectura de “Cartas de una pionera” (Hoja de Lata Editorial):

“La vida se me antojaba un largo y feliz paseo…” Elinore Pruitt Stewart.

La foto es de Salomé Sagüillo. Que paséis una buena noche.

07/11/14: Burgos. Espacio Tangente. Solo de improvisación (sin guitarra, sin canciones). 21:30 h. 5 € (entrada incluida en la cuota del taller).

8 y 9/11/14: Burgos. Espacio Tangente. Taller de Autogestión musical. Nivel 2.

Horario: sábado de 17 a 21 h y domingo de 10 a 14
Lugar: Espacio Tangente. C/ Valentín Jalón 10, bajo.
Precio: 55€ y entrada concierto (50€ socios/as y entrada concierto)
Inscripciones: 947 216 127 o info@espaciotangente.net

Ainara LeGardon por Salomé Sagüillo

Ainara LeGardon por Salomé Sagüillo

 

Egunon!

Me parece casi imposible que en el mes de mayo pudiéramos lograr aquello que hicimos: el Relay de Relays, una carrera de obstáculos y relevos con 47 artistas en 4 ciudades. El Lolapalooza de la improvisación. Los Juegos Olímpicos de la música experimental. Audiotalaia acaba de publicar en libre descarga un documento completísimo: audios, vídeos y textos que relatan de forma excepcional un suceso que aún hoy me parece digno sólo de un sueño. Mayo fue un mes en el que escuché más que canté, en el que aprendí más que enseñé, en el que una niña me preguntó si soy de Marte capital o de un pueblecito de las afueras y yo le contesté sin decir una sola palabra que, por supuesto, de las afueras.

Tuve el honor de ser una de las co-organizadoras, y además, de aparecer en la pieza que abre la obra junto a Fernando Junquera (Negro)Marta Sainz y Javier Pedreira que podéis escuchar en este enlace. Dos guitarras y dos voces. La mía, persiguiendo las melodías de Negro, lentamente pero de forma segura, construyendo junto a los demás un nido para acomodarnos todos.

También me encargaron un texto del que compartí un extracto con vosotros hace poco, en el que insisto en lo que más importa. Se ha publicado junto a otros de Wade Matthews y Josep Lluís Galiana. Hoy os dejo el mío en su totalidad y os pido que dediquéis un momento a escuchar, ver y leer. Gracias por estar ahí y apoyar la Música.

PD: el viernes 7, a las 21:30 en el Espacio Tangente de Burgos, estaré improvisando de nuevo sin guitarra y sin canciones. Me han dicho que ya ha llegado el frío polar a la ciudad. Venid a calentaros conmigo si queréis, que llevo un montón de incandescencia.

 

“Si hay una palabra que describa un Relay, es compromiso: Un acuerdo en el que ejercer nuestra responsabilidad en pos de la música (y dan ganas de escribir Música con mayúscula).

Si hay otra, es confianza: El aliento de los otros que impulsa las decisiones de uno mismo.

Tomamos el relevo en la tarea de mantener una red con los nudos bien atados. Con vínculos y conexiones que permitan la continuidad de un viaje. Somos olas en el recorrido del mensaje en la botella. Unos adoptamos el papel del viento, otros de la gravedad lunar, de la masa acuosa en forma de lecho, de la espuma que acolcha la superficie… y juntos mecemos y transportamos la idea del compromiso.

Tras este Relay de Relays acontecido en mayo del 2014, ha sido un placer caer rendida al traspasar la línea de meta, pues el objetivo de emocionar y emocionarnos ha sido alcanzado. La semilla, sembrada; y el testigo, ya depositado en otras manos para que la aventura continúe.

Que disfrutéis de la escucha.”

http://www.audiotalaia.net/catalogue/at075-relay-2014/

Relay en CICUS Sevilla por Vicente Peñalver

Relay en CICUS Sevilla por Vicente Peñalver

 

Egunon!
Esta mañana he vuelto a ver amanecer. Escribo desde una (otra) estación. Hoy doy dos conciertos de libre improvisación en Bilbo. Matinales, de esos difíciles y bonitos (a las 12 en Espacio Marzana y a las 13 en SC Gallery). Después, carretera a Madrid. Mañana me incorporo a los ensayos de la ópera experimental “La maleta roja” (junto a Wade Matthews, Javier Pedreira, Adam Lubroth y Álvaro Barriuso (-el Orfeo de esta Eurydice que os escribe-). Compaginaré mi papel de heroína con la impartición de un taller de una semana entera en La Casa Encendida. Y así espero estar, entera y encendida.

Mientras todo esto se ha fraguado, hemos hecho equipo y las cajas de “Every minute” ya están por fin montadas y de camino a las oficinas de Aloud Music. Las recibiréis en breve. Me hubiera gustado incluir una nota personal a cada uno, pero eso es para heroínas con Euskolabel First Class, de las que pueden detener el tiempo. Aún estoy aprendiendo. Valgan estas palabras para haceros llegar mi sincero agradecimiento por vuestro apoyo, y mis disculpas a quienes debo una contestación a algún mensaje. No quedarán sin responder.

Gracias por estar ahí y que paséis un buen fin de semana.

Every minute - Ainara LeGardon

Every minute – Ainara LeGardon

 

No sé por dónde empezar esta nueva entrega del diario de viaje, puesto que el que he vivido en los últimos días no ha sido un periplo agradable. Ni siquiera me he movido en el espacio más que unos pocos cientos de kilómetros, aunque lo que cuenta siempre es la enseñanza adquirida a través de uno mismo y de los que le rodean.

Comencé a escribir mis sensaciones hace unos días, tras contemplar una imagen de mi amigo Juan en un velero en Panamá, riendo, feliz:

“Veo las fotos de mis amigos Álvaro Sanz y Juan Sisto, y me muero de envidia. No por poder recorrer el mundo entre playas exóticas y mares embravecidos, sino simplemente por no sentir dolor, por estar sanos. Me zambullo en sus sonrisas y pienso que nada malo les puede pasar. Me maravilla su fortaleza.

Yo, en estos días, apenas puedo disfrutar de intermitentes minutos sin que alguna de mis sienes me recuerde que las señales que envía mi cerebro al resto del cuerpo son erróneas. Me miro en el espejo, compruebo que mi pelo se torna un poco más gris cada jornada, y recuerdo las palabras de Punset con las que tan de acuerdo estoy: “La belleza es la ausencia de dolor”.

Busco esa belleza en lo que me rodea, convencida de no poder encontrarla ahora en mi reflejo”.

El único momento de tregua que tuve la suerte de vivir la semana pasada, en el que la adrenalina realizó a la perfección su trabajo anestésico, fue el concierto junto a Naiel Ibarrola en Pabellón Nº 6 – ARTE ESZENIKOAK-. La adrenalina y la imagen de Sun Ra proyectada tras de mí, llevándome a otros lugares lejos del dolor físico, injusto e inútil.

Wam Ba estaba allí y lo capturó con su cámara. Qué lugar tan especial. Qué afortunada yo, de poder ponerme en manos de la partitura visual de Naiel y transitar junto a él sorteando remos y olas, ciudades inundadas de conversaciones casuales, callejones en los que Jack destripaba a sus víctimas y ahora están sellados con las palabras “Happy days”.

Gracias.

Mi deseo hoy: que sepamos viajar con serenidad lejos de todo lo injusto e inútil.

“In some far off place
Many light years in space
I’ll wait for you.
Where human feet have never trod,
Where human eyes have never seen.
I’ll build a world of abstract dreams
And wait for you.”
Sun Ra

20deagosto

 

Perdonad que no esté tan inspirada como siempre, que no os recomiende versos una vez por semana, que no comparta tantas ideas. Hoy he leído en una noticia que una chica descubrió un mensaje de auxilio en la etiqueta de un vestido que acababa de comprar en la cadena Primark: “Forced to work exhausting hours” (“Forzado a trabajar horas extenuantes”). Lo primero que he sentido ha sido una pena terrible, lo segundo el compromiso de evitar a toda costa comprar en esas superficies, y lo tercero un rotundo aviso para conmigo misma.

En esta foto del concierto del sábado no me estoy cortando la yugular. Aún no. Me estoy colocando los laringófonos para cantar sin mover los labios. Todavía me quedan fuerzas para que la máquina siga en movimiento. Como diría Patti Smith “agito los codos como si fueran alas”, y así consigo permanecer en el aire mientras preparo el siguiente taller de este fin de semana sobre creatividad e inspiración. Algo importante, algo bonito. Algo que espero no me falte.

“no se le habla a la caracola
se la escucha.

siento vergüenza pero enseguida entiendo. aprieto mi oreja contra 
su oreja de caracola. primero, tal y como suponía, oigo los ruidos del mar, 
murmullos. luego poco a poco otra música. 
puras palabras.”

Patti Smith

Que paséis una buena noche.


PD: la foto es de Txema Agiriano en el concierto de TESTER Club en hACERIA (Bilbo).

Ainara LeGardon en TESTER Club hACERIA (Bilbo)

Ainara LeGardon en TESTER Club hACERIA (Bilbo) por Txema Agiriano

“¿Eres de Marte capital o de un pueblecito de las afueras?” creo que es la pregunta más bonita que una niña me ha dirigido nunca. No hizo falta que le contestara con palabras para que se diera cuenta de que, efectivamente, soy de la periferia.

Supongo que habréis oído alguna vez que “la mujer del César no sólo ha de ser honesta, sino parecerlo”. Pues bien, a mí ser y parecer de otro planeta, me cuesta lo mío:

Lo recuerdo como si hubiera sido hace meses, y tan sólo hace cuatro días que hacía equilibrios sobre el enorme tablero de ajedrez que formaba el suelo del claustro del CICUS (Sevilla). El final del Relay de Relays. Después han venido otras experiencias sobrenaturales, como hacer de fantasma por los pasillos de La Alhóndiga (Bilbo) el viernes de madrugada, y casi desvanecerme sobre un bogavante el sábado al mediodía en Oruña (Cantabria).

Ya pasó mayo. El juego sigue. Suena “Our endless numbered days” de Iron and Wine. Le doy volumen y os deseo un feliz día.

La foto es de Vicente Peñalver.

Relay en CICUS (Sevilla) por Vicente Peñalver

Relay en CICUS (Sevilla) por Vicente Peñalver

Egunon!Esto no va sobre mí. No es spam. Ésta es sólo una foto en la que salgo yo, pero habla de muchas otras cosas, de muchas otras personas:

Mientras escribo este texto, el canto de un gorrión en mi ventana ha hecho que me levante de la silla a admirarlo durante unos minutos. Ha ahuecado su plumaje y dialoga con otro pájaro posado más allá del siguiente balcón. Vuelvo a mi escritorio y me doy cuenta de que el corazón se me ha acelerado contemplando esa escena.

Últimamente mi pulso se embala muy a menudo. Pero, como digo, esto no va sobre mí. Va sobre las emociones, sobre la vida. Sobre soñar y sentirse rodeada de tanto talento que la cabeza apenas da para asimilarlo. En esta foto no estoy cantando. Estoy escuchando, disfrutando, guardando en mi puño un instante que no quiero olvidar. Un momento único que me estaban regalando Xabier Erkizia, Manolo Rodríguez y Wade Matthews, que lanzaban sonido “como si fuera un chal de seda”, y el público, que lo recogía tras dejarlo flotar sin prisa en el espacio reverberante. Qué bonita metáfora con la que Wade un día me describió esa fascinación permanente hacia la música que muchos sentimos, sorprendiéndonos “una y otra vez de la insólita lentitud con que cae”.

Una vez en casa, desenvolví el regalo de cumpleaños con el que me obsequió mi maestro al despedirse. Encontré un echarpe rojo de seda 100 % natural. Lejos de ser una prenda de vestir, simboliza todo lo que estoy experimentando en estos últimos meses: la calidez, la suavidad, el cariño, el sentimiento, la verdad, el amor puro sin trampas. La música como nunca la he sentido.

Pero esto, insisto, no va sobre mí. Va sobre las personas sensibles que facilitan y posibilitan la magia. Sobre los hábiles prestidigitadores y aquellos que se dejan emocionar, de forma que conmueven a otros.

Cojo el mensaje, el relevo y la responsabilidad. Que el chal sobrevuele por encima de todo.

La imagen es de Dani Arrizabalaga Photo. Los colores, mis favoritos: el negro de la profundidad de todo lo recóndito; el rojo de la aventura y la fuerza; y el blanco de la pureza, que pinta ya mi pelo y hace de mí otra cada día. Gracias, querido Dani, por compartir tu mirada con nosotros.

Suena “Impala” de Songs:Ohia.

Os deseo un feliz día y, si veis algo volando, disfrutad de ello e intentad acompañarlo en su viaje.

 

Ainara LeGardon Relay Artium por Dani Arrizabalaga

Ainara LeGardon en el Relay de Artium por Dani Arrizabalaga


Contacto

Nombre
Email
Mensaje

Ok Mensaje enviado. Ok Message sent.
¡Error! Por favor valida los campos.Error! Please validate your fields.