Categoria: Workshops

Esta mañana Wade Matthews me ha recordado un refrán anglosajón: “escribe el libro que te gustaría leer”. Si no nos gusta lo que vemos, algo habrá que hacer para cambiarlo.

Estos días a mi mesa le crecen ideas. Es una bonita imagen: a la derecha la taza del ya desaparecido local neoyorkino Vox Pop, cuyo lema reza “Libros, café y democracia”. A la izquierda el disco “Un gramo de fe” de Pony Bravo. Creo que con estos ingredientes lo tengo todo para proseguir con mi proyecto de análisis y reflexiones en torno a los modelos de gestión de derechos de Propiedad Intelectual. 

En realidad, ¿qué más necesitamos para continuar?

Libros, café, democracia y un gramo de fe. 

¡Adelante, valientes!

Suena el disco homónimo de The Evens. Subid el volumen y disfrutad del día.

El 3 de agosto del 2014 se ha publicado “Música con sello propio”, un reportaje a doble página en Deia (Diario de Noticias de Bizkaia) en el que Amaia Santana ahonda en mi labor docente y mi postura ante la autogestión, además de repasar brevemente mi trayectoria artística. Me quedo con dos citas, la que pone pie a la foto principal en la versión impresa, “El camino que tomamos es tan importante como la meta en sí, dice mucho de nosotros y de nuestra obra”, y la que cierra la entrevista: “Disfrutar es la palabra clave”.

Ainara LeGardon. Reportaje en Deia 1

Ainara LeGardon. Reportaje en Deia 1

 

Ainara LeGardon. Reportaje en Deia 2

Ainara LeGardon. Reportaje en Deia 2

Por segundo año consecutivo mi amigo Álvaro Sanz (Los Cursos de Alvaro Sanz) me ha invitado a su festival Inspira para dar un pequeño taller de improvisación musical. Aproveché el largo viaje en tren desde Bilbao hasta Tarragona para leer el libro “La mirada creativa” de Peter Jenny, y tomar algunas notas con las que arrancar la atención de los inscritos (en su mayoría fotógrafos o artistas visuales):

“Tu mente es el escenario. Tus ojos la iluminación”.

Nos encontramos en plena montaña, donde el paisaje sonoro es riquísimo y muy diferente al que estamos acostumbrados a escuchar a diario los que vivimos en entornos urbanos, ya sean más o menos grandes. Mi objetivo en el taller fue fomentar la apertura a la hora de reconocer que en cada pequeño detalle existe una idea por explotar, abrir los ojos a lo incidental, a la belleza de lo ordinario, que en este preciso contexto es extremadamente sugerente. Volviendo al texto de Jenny, “¿cómo observar y reformular la realidad desde una óptica creativa y artística?”. Reinterpretar el mundo, en definitiva.

Hace cinco noches soñé con el taller, y fantaseé con que interpretaríamos la obra titulada “Una tarde de junio”, de Rubén Gutiérrez del Castillo. “Una tarde de junio sólo podrá ser realizada en junio”. Así comienza la partitura de instrucción. Llamé al compositor y le conté mi idea. Él se ofreció a adaptar la pieza para grupos de músicos en vez de para intérpretes individuales, y a realizar los cálculos matemáticos expresados en las instrucciones para determinar la duración de la obra, el número de intervalos y de eventos sonoros, teniendo en cuenta que sería interpretada el 28 de junio del 2014. Dicho y hecho: una orquesta de 25 músicos, a-músicos y no-músicos, nos brindaron uno de los momentos más especiales del festival.

Las fuentes de sonido que intervienen en “Una tarde de junio” son cinco: agua, madera, aire, sonidos bucales y piedras. Todos ellos, elementos de este entorno y que se convirtieron en sus instrumentos musicales durante los 23 minutos (la suma de los dígitos de la fecha concreta) que duró el concierto.

En las instrucciones, el autor de la obra especifica “la intensidad de los eventos sonoros será consensuada por los músicos prestando atención al día en que se lleve a cabo la realización de la pieza y a las condiciones del lugar donde se haga. No todos los días de junio son iguales”. Y os aseguro que el 28 fue un día tan especial, y las condiciones del lugar tan insólitas, que pudimos ver a una madre (intérprete de aire) soplando suavemente el brazo de su bebé, a uno de sus compañeros haciendo sonar un inflador de colchonetas como el más mágico de los cánticos de un afilador que avisa con su chiflo de su llegada al pueblo, a los intérpretes de madera construir una txalaparta con cuatro troncos y golpearla con hojas y ramas (creo que alguno incluso la golpeaba sólo con la mirada). Entre el público las madres mecían a sus pequeños inmersas en una especie de mantra.

Reviso mi cuaderno de notas y encuentro un extracto de la contracubierta de “La mosca tras la oreja” de Llorenç Barber y Montserrat Palacios, que me ayuda a explicar cómo podemos enfocar este instante, creado de forma colectiva: “… el énfasis ya no se pone en el componer sino en el disponer, no en el concebir sino en el recibir, no en el sonido en sí (un sonido son todas las maneras de ser escuchado), no en el instrumento, ni siquiera en el tiempo, sino en la situación creada y en todas las conexiones que tal situación es capaz de generar en quien se adentra en ella”.

Álvaro Sanz traduce al lenguaje visual sus sensaciones: “Esto es una foto muy bien desenfocada”.

Gracias a Rubén Gutiérrez por concebir “Una tarde de junio” y adaptarla a nuestras necesidades, a los alumnos-intérpretes, a los asistentes al concierto, al viento (que en algunos momentos parecía ser invocado por la orquesta), y a Álvaro Sanz porque, como tú mismo pensaste al ver a alguno de tus alumnos de fotografía haciéndonos gozar golpeando un tronco con una piña con una partitura delante, “algo estás haciendo bien”, amigo. Gracias.

Ainara LeGardon. Festival Inspira. Siurana de Prades (Tarragona, 29 de junio del 2014).

PD: La foto es de Rosa Martínez, durante el ensayo previo al concierto.

Taller de improvisación con Ainara LeGardon en Inspira 2014

Taller de improvisación con Ainara LeGardon en Inspira 2014

En mi camiseta de Low reza “Someday this will all make sense” (“Algún día todo esto tendrá sentido”). La arranco del armario y me la pongo cada vez que me flaquean las fuerzas, que dudo de si el sacrificio y el empeño que le ponemos a aquello a lo que nos dedicamos merece la pena. Y siempre llego a la misma conclusión: que algún día tendrá sentido. Que el mero hecho de hacer lo que hacemos, ya lo tiene.

Esta semana me he emocionado leyendo “Ahora que todo ha terminado”, el relato de David Bravo acerca de cómo se ha ganado el “Caso Soto”, con la primera sentencia en España a favor de las redes P2P. No os perdáis este artículo, por favor. Cuenta, desde la humildad, la verdadera odisea de la entrega, el sacrificio y la obsesión personal por cambiar las cosas, y el milagro que supone haberlo conseguido en una suerte de lucha de, una vez más, David contra Goliath. También advierte de la fragilidad, del milagro que ha supuesto. No puedo sino sentirme agradecida y en deuda con gente así, de cuya abnegación tomar ejemplo.

Sigamos trabajando.

Suena el disco compartido de Angels of Light & Akron/Family. Que paséis una buena noche.

“La moraleja que saco de este caso después de tantos años es que los gigantes no tienen los pies de barro y que con armas como las suyas, ganan salvo milagro. El de Pablo ha sido uno. Celebrémoslo. Pero celebrémoslo como la rara excepción a la regla que es, y no como la constatación de que ni tenían ni tienen nada que hacer contra nosotros. Si pensamos así, estaremos equivocados y quizás, cuando nos demos cuenta, será demasiado tarde.” David Bravo.

http://www.eldiario.es/zonacritica/propiedad_intelectual-pablo_soto_6_266383373.html

Arratsaldeon!

Cuando al terminar el taller un chaval de 25 años con pinta de amish (excepto porque lleva una vieja camiseta del “Violator” de Depeche Mode) te da las gracias diciendo “he crecido”, lo único que puedo hacer es sentir que yo también, y mucho. Su agradecimiento y el de todos los asistentes, que me habéis hecho llegar de alguna u otra manera, es el combustible para seguir adelante. Gracias por valorar un modo de hacer las cosas fuera de los cauces habituales, sin desvirtuar nuestro trabajo y manteniéndonos fieles a nosotros mismos.

Limpios.

Tras estas jornadas dedicadas a la “industria musical” en La Térmica de Málaga, reconozco que estas dos palabras me parecen un binomio con los polos cada vez más distantes. Día a día, en cada conversación y cada pensamiento, me siento más alejada de la “industria” y más cercana a lo “musical”.

Gracias a Plan de Gira, Pablo y Áurea por haberlo hecho posible, por vuestras atenciones y hospitalidad. A La Térmica por poner este increíble espacio a nuestra disposición. Gracias también a Alejandro Vera Palencia por las conversaciones sobre leyes y licencias que hemos tenido estos días, pero sobre todo por las risas y las sardinas asadas.

Hoy os dejo con esta canción, dedicada a Jaime Molina, mi alumno con pinta de amish y principios inamovibles. Subid el volumen y que paséis una buena noche. PD: no dejéis que el logo de Warner os agüe la fiesta…

En marzo de 2013 Youtube publicó una guía destinada a músicos con consejos sobre cómo optimizar los servicios que ofrece dicho buscador con el objeto de aumentar nuestra visibilidad, alcanzar nuevo público y fidelizar al que ya nos sigue.

Por el momento sólo se encuentra disponible en inglés. Podéis descargarla aquí: https://static.googleusercontent.com/media/www.youtube.com/es//yt/playbook/media/pdfs/playbook-music-guide-es-419.pdf

A pesar de que no son de mi agrado muchas de las estrategias propuestas, reconozco que en esta guía se recogen algunos consejos muy útiles no sólo para el manejo de contenido en Youtube, sino en cualquier red social.

He resumido los puntos que me han parecido más relevantes, y añadido algunos comentarios propios basados en mis experiencias.

Espero que os resulte interesante.

Consejos sobre cómo optimizar los servicios que ofrece Youtube

-Crear un canal propio y seleccionar su apariencia dependiendo de lo que más nos interese.

-Añadir al título de cada vídeo palabras clave para buscadores, por ejemplo nombres de artistas invitados.

-Etiquetar todo lo posible: usar términos relacionados con ese vídeo que nos sirvan de etiqueta para buscadores. Usar palabras clave tanto generales como específicas.

-No olvidar que las frases clave deben ir entrecomilladas.

-Cuidar las imágenes en miniatura que se ofrecen: que sean interesantes y despierten la curiosidad del público.

-Añadir anotaciones que dirijan a los seguidores a ver otros vídeos nuestros.

-Añadir las letras de las canciones junto a cada uno de los vídeos para que el público pueda conocernos mejor.

-Prestar atención a las descripciones: lo más importante arriba y añadir todo tipo de información que consideremos relevante (letras, nombres de los miembros del grupo y/o artistas invitados, fecha de salida del disco, próximos conciertos, links a otras redes sociales, playlists, venta digital, etc.)

-Dedicar un día semanalmente a interactuar con los seguidores, contestar comentarios, etc.

-Establecer comunicación directa e interacción con los seguidores. Responder a todos los comentarios: de esta forma tendremos más oportunidad de que se nos escuche y de profundizar en las relaciones con nuestro público. Considerar los comentarios como una oportunidad para despertar más compromiso por parte de la gente y que se “enganchen” a nuestro trabajo.

-Recomendar canciones o contenido cultural para que conozcan mejor nuestros gustos personales.

-Recabar la opinión de los seguidores respecto a sus gustos. Por ejemplo, consultar cuál debe ser nuestro próximo single, permitir que elijan ellos el repertorio de un concierto, etc.

En este sentido os puedo hablar de mi experiencia pidiendo que los seguidores (a través de una red social) elaboraran el repertorio del concierto que ofrecí en la Sala Costello de Madrid el 14 de febrero del 2012. Se trataba de una cita especial, enmarcada dentro de la “Semana Aloud”, toda una semana dedicada a grupos del sello Aloud Music (con quien coedito el último disco, We once wished). Se me propuso participar en ese cartel después de que hubiera cerrado un concierto poco más de un mes más tarde en Moby Dick Club, también en Madrid, concierto para el que iba a reunir a la banda completa. No quería ofrecer el mismo repertorio con tan poco tiempo de diferencia y en la misma ciudad, de modo que opté por realizar el concierto de Costello (de aforo más reducido y escenario más pequeño) en formato solitario (voz y guitarra eléctrica) y con la premisa de no interpretar ningún tema que fuera a incluir en el set list del concierto en Moby Dick. Abrí una convocatoria para que los seguidores pudieran elegir este repertorio y me puse en manos de sus peticiones. Sin duda, me pusieron en aprietos: alguna de las canciones hacía unos 7 años que no la tocaba, otras 3 o 4… Para mí fue un reto absoluto y el público se lo tomó como un pequeño regalo por mi parte. Las entradas se agotaron y, para mi sorpresa, aquel concierto fue considerado como uno de los mejores del año por varias publicaciones musicales, entre ellas el conocido portal Muzikalia:http://muzikalia.com/leercriticaconcierto.php/1344/ainara-legardon/sala-costello/madrid

“La ocasión tenía visos de especial: el repertorio de la artista había sido confeccionado vía Facebook por los propios seguidores. Esta propuesta, a la vez que implicativa, supone un reto. Muchas veces sumergirse en el recuerdo de vivencias y sensaciones difuminadas en la bruma del tiempo es todo un desafío al sentirlas e interpretarlas cuando la persona, como bien decía Ainara, no es la misma tras los surcos que la experiencia va labrando.

Entre las pocas licencias, la bilbaína eligió “In the mirror” por cuenta propia para abrir la velada. Desde entonces ya sorprendió, no por nuevo, sino por convertirse en algo definitivo, el hecho de que, con ella, la reducción a la mínima expresión hace que su halo se expanda de forma asombrosa.” Raúl del Olmo.

Crónica de Ainara LeGardon en Muzikalia

Crónica de Ainara LeGardon en Muzikalia

Este mes (julio del 2013), la revista Gaztezulo me dedica su portada y 9 páginas de jugosa entrevista. Entre algunos de los asuntos que tratamos en ella, están (¿cómo no?) los talleres de autogestión. Igone Fdez. Mariezkurrena me pide que proponga un decálogo del “Hazlo tú mismo”, una especie de “chuleta” para aprobar un examen imaginario y que contenga, en esencia, el modo de hacer las cosas que a mí me ha funcionado. Lo elaboré, por lo tanto, teniendo en cuenta mi propia experiencia y la de otros músicos que han compartido la suya conmigo a través de conversaciones, artículos, colaboraciones y/o proyectos comunes.

Originalmente se ha publicado en euskera. Aquí tenéis la traducción:

 

1- Labra tu camino siguiendo la trayectoria que más te estimule y te convenga. No estará libre de obstáculos, pero por lo menos disfrutarás de tu propio viaje.

2- Haz una declaración de principios que te defina y manténte fiel a ellos. Sé coherente contigo mismo/a y con tu música sin obsesionarte con agradar a todo el mundo, porque eso es lo que generará reacción en los demás: aunque sea irritación en algunos seguro que es inspiración para otros. Sun Ra decía “El planeta está dormido y es culpa de los músicos que son infieles a sí mismos.”

3- Concéntrate en metas fácilmente alcanzables a corto plazo. Poco a poco irás logrando esos pequeños éxitos y evitarás la sensación de frustración que conlleva el no poder alcanzar tus objetivos.

4- Sé persistente, constante, tenaz, disciplinado/a, organizado/a, eficaz y muy valiente. Entrégate de forma absoluta a lo que te apasione y huye de la impaciencia y la negligencia.

5- Asume tus errores y aprende de ellos. Son una oportunidad.

6- Haz favores y sé generoso/a con la gente que te rodea. No temas pedir ayuda si la necesitas y agradécela cuando la recibas.

7- Menos es más. Que se queden con ganas de conocerte mejor.

8- Evita dar las cosas por hecho. Comunica tus ideas y decisiones, y consulta las de los demás, aunque creas que pueden sobreentenderse.

9- Ten en cuenta que las siglas “DIY”, que habitualmente significan “Do it yourself” (hazlo tú mismo), también pueden entenderse como “Decide it yourself” (decídelo tú mismo). Lo más inteligente es saber qué tareas delegar en otras personas y en qué punto del camino hacerlo. Decidir cómo y cuándo, está en tu mano.

10- Aparta el miedo o la vergüenza a decir “no”. Respétate a ti mismo/a y mantén tu dignidad intacta. 

Decálogo del DIY Ainara LeGardon para Gaztezulo

Decálogo del DIY Ainara LeGardon para Gaztezulo

 

Decálogo del DIY Ainara LeGardon para Gaztezulo

Decálogo del DIY Ainara LeGardon para Gaztezulo

En la última clase tocamos el tema de las Residencias artísticas, una oportunidad de trabajar y llevar a cabo un proyecto concreto en lugaresalejados de nuestra vida cotidiana, donde podemos concentrarnos exclusivamente en el desarrollo de un proceso de creación y/o de investigación.

Suelen ser espacios que, además de un entorno único, ofrecen la experiencia del intercambio y colaboración con otros artistas residentes o bien con los habitantes de la zona.

Las condiciones de cada convocatoria varían según el caso: en algunas ocasiones hay becas que pueden llegar a cubrir los gastos de alojamiento, el uso de las instalaciones, salas de trabajo, estudios y materiales técnicos, la manutención e incluso el viaje. En otros casos los artistas deben realizar una aportación para costear dichos gastos.

Archipiel durante la jornada de puertas abiertas de su residencia artística en Azala. Foto de Jorge Ferreira.

Archipiel durante la jornada de puertas abiertas de su residencia artística en Azala. Foto de Jorge Ferreira.

Una buena base de datos de Residencias artísticas de todo el mundo es http://www.resartis.org/es/

En esta web, además, se explica con detalle lo que son y las oportunidades que pueden generarse a partir de ellas:

“Las Residencias artísticas se encargan de invitar a artistas, académicos, curadores (comisarios) y cualquier tipo de personas creativas durante un tiempo y espacio determinado, alejados de su entorno habitual. Durante su estadía, son provistos con un tiempo para reflexionar, investigar, presentar y/o producir. Esto permite a los individuos entrar en contacto con otra comunidad; conocer personas nuevas, utilizar diferentes materiales, tener una experiencia de vida en otros lugares. Las residencias artísticas enfatizan la importancia del intercambio cultural significativo y de diferentes niveles, así como la inmersión en otras culturas.

Algunos programas de residencias están incorporados a instituciones mayores. Otras organizaciones existen sólo para apoyar los programas de intercambio. Las residencias pueden ser parte de museos, universidades, galerías, estudios, teatros, espacios administrados por artistas, ayuntamientos, oficinas de gobierno e incluso festivales. Puede llevarse a cabo en determinadas sesiones, continuamente o dedicadas a algún evento en particular. Existen en espacios urbanos, pueblos y adentrados en la naturaleza. Cientos de oportunidades y organizaciones como estas existen alrededor del mundo.

No existe un modelo fijo: las expectativas y requisitos varían enormemente. La relación entre huésped y anfitrión es a menudo un aspecto importante en el programa de residencias. Algunas veces, los residentes se involucran con la comunidad –dando presentaciones, talleres, o colaborando con residentes locales. En otras ocasiones, tienen la oportunidad de estar más apartados, con tiempo de sobra para concentrarse e investigar en su respectiva labor.

Los programas de residencias utilizan un amplio espectro de modelos de financiamiento. A veces, los residentes deben financiar su propia estadía, encontrando apoyos en sus países de origen y/o instituciones locales. Existen también residencias que proveen total o parcialmente los gastos de los invitados.

El proceso de aplicación es muy variado; no todos los programas son organizados mediante convocatoria abierta. Algunas de las oportunidades son hechas solamente por invitación, o son ofrecidas a través de acuerdos con otras instituciones, fundaciones u organizaciones.

Muchas veces, la experiencia de la residencia es tan sólo el comienzo de relaciones más largas. Los residentes suelen regresar a completar el proyecto que comenzaron, a comenzar una nueva colaboración o tomar parte en alguna exposición, grupo o taller.”

Uno de nuestros lugares favoritos es el Espacio de Creación Azalahttp://www.azala.es/es/residencias-artisticas/pagina_1/espaciocreacion_actividades_residencias_artisticas.html

Por último, un consejo: antes de presentar una propuesta, estudiad a fondo las bases de la convocatoria y valorad si realmente las necesidades de vuestro proyecto encajan con lo que la Residencia ofrece. ¡Suerte en la búsqueda!


Contacto

Nombre
Email
Mensaje

Ok Mensaje enviado. Ok Message sent.
¡Error! Por favor valida los campos.Error! Please validate your fields.