Category: Uncategorized @en

Hola a tod*s:

A partir del 31 de octubre estará disponible el sexto álbum de Ainara LeGardon, de título homónimo, tanto en formato digital como en una edición limitada de 300 CDs + póster numerado. De momento ya se puede escuchar, realizar el pre-order del formato físico y/o comprar en digital a través de https://ainaralegardon.bandcamp.com/album/ainara-legardon

Este disco es el resultado de un proceso de composición y producción que se ha desarrollado en el propio estudio de grabación, a lo largo de varios meses, mano a mano junto al músico y productor Xabier Erkizia. La colaboración de ambos ha supuesto poder plasmar la conjunción de las distintas facetas musicales exploradas por Ainara, desde el rock más crudo a la improvisación y la experimentación sonora. A ellos se han unido los ya habituales cómplices Rubén Martínez (bajo), Héctor Bardisa (batería) y Hannot Mintegia (guitarra, coros). Los textos, por primera vez en castellano, reflejan también esa búsqueda y conciliación de imaginarios de la artista.

“Como lobos” es la canción que abre este trabajo, cuyo vídeo está realizado por Hannot Mintegia a partir del collage de Ramon M. Zabalegi, que conforma una especie de cartografía visual del disco.

La gira de presentación arranca en Azkuna Zentroa (Bilbo) el 17 de noviembre, con una puesta en escena en la que Ainara LeGardon se hará acompañar por la banda completa, en formato quinteto. Otros conciertos de esta gira recalarán el 18 en Irun (en cuarteto), 22 en Zaragoza, 23 en Vic y 24 Barcelona (en trío).

Y tras estos párrafos en tercera persona, pasamos a la primera: si deseas recibir un enlace para descargar el disco y reseñarlo, hacerme una entrevista o bien acudir a alguno de los conciertos para realizar una crónica, contesta a este correo contándome el medio para el que escribes y por qué te interesa mi música. Te contestaré a la mayor brevedad posible. Aquí puedes descargar el pdf con la ficha técnica y descripción del disco y aquí un kit de prensa completo.

Actualmente también estoy en gira con la obra teatral “La Casa de la Llave/Giltzadun etxea” (Tanttaka Teatroa) y sigo con mis talleres y actividades en torno a la propiedad intelectual. Hasta 2018 la agenda queda así (para más información podéis consultar http://www.ainaralegardon.com/eventos/):

25/10/2017. 17:00 – 19:00. “Copyzer”- Sesiones de asesoría personalizada #15. Centro Cultural Carlos Blanco Aguinaga (CBA) Kulturgunea, Irun.

27/10/2017. 21:00. Archipiel (Ainara LeGardon & Álvaro Barriuso) en Festival de Poesía Expandida Urogallo. Palacio del Conde Luna, León.

31/10/2017. 20:00. Giltzadun etxea -Obra de Tanttaka Teatroa con música de Ainara LeGardon en directo . Teatro Arriaga, Bilbao.

01/11/2017. 20:00. La casa de la llave -Obra de Tanttaka Teatroa con música de Ainara LeGardon en directo. Teatro Arriaga, Bilbao.

17/11/2017. 21:00. Ainara LeGardon (con banda)- Azkuna Zentroa, Bilbao.

18/11/2017. 21:00. Eilen Jewell + Ainara LeGardon (con banda) + Charlie & The Colours. Tunk, Irun.

22/11/2017. 21:00. Ainara LeGardon (con banda) + Red Baleine- Ciclo Vagón de Lujo. Teatro del Mercado, Zaragoza.

23/11/2017. 22:00. Ainara LeGardon (con banda). Jazz Cava, Vic.

24/11/2017. 20:30. Ainara LeGardon (con banda) + Seward -Festival EH Sona. Sala BeGood, Barcelona.

28/11/2017. 17:00 – 19:00. “Copyzer”- Sesiones de asesoría personalizada #16. Centro Cultural Carlos Blanco Aguinaga (CBA) Kulturgunea, Irun.

30/11/2017. 20:00. Giltzadun etxea -Obra de Tanttaka Teatroa con música de Ainara LeGardon en directo. Teatro Victoria Eugenia, Donostia.

01/12/2017. 20:00. La casa de la llave -Obra de Tanttaka Teatroa con música de Ainara LeGardon en directo. Teatro Victoria Eugenia, Donostia.

15 al 17/12/2017. “Múltiples deseos, múltiples cementos” Taller/performance sonora. Academia Municipal de Dibujo y Pintura de Irun.

20/12/2017. 17:00 – 20:00. “Copyzer”- Sesiones de asesoría personalizada #17. Centro Cultural Carlos Blanco Aguinaga (CBA) Kulturgunea, Irun.

 

Gracias por estar ahí y hasta pronto,

Ainara LeGardon.

Hoy os dejo un aperitivo de la música que he creado para la pieza de danza “El fin de las cosas” de Eva Guerrero, con Garazi Lopez De Armentia y Aritz Lopez. El 6 de octubre estrenaremos en Kultur Leioa la versión de sala con la música en directo. Mientras tanto, un pequeño fragmento ya disponible en bandcamp. La grabación corrió a cargo de Xabier Erkizia.

Captura de pantalla 2017-09-08 a las 11.05.15

 

 

 

Ainara LeGardon en el número 2 de la lista de “Diez mujeres que le dan caña al underground” publicada en Huerto sonoro. Un honor estar entre nombres como Kim Gordon, Mursego, PJ Harvey, Scout Niblett, Anari o Shannon Wright. "Diez mujeres que le dan caña al underground"   Artículo completo en: https://huertosonoro.wordpress.com/2015/03/10/10-artistas-que-le-dan-cana-al-undergroud/

“Una obra es buena cuando brota de la necesidad”. […] Quizá se haga evidente que usted está llamado a ser artista. Entonces, acepte sobre sí ese destino, y sopórtelo, con su carga y su grandeza, sin preguntar por la recompensa que pudiera venir de fuera”. Domingo por la mañana, Zarautz, ligera lluvia, leve catarro, profundas ganas de comenzar a temblar viajando a donde el sonido quiera llevarme. Así comenzó el concierto de ayer, dedicado al libro “Cartas a un joven poeta” de Rilke. Un homenaje a las misivas de un experimentado hombre de arte a quien comienza a descubrir su condición y la responsabilidad que ella entraña. Mi particular agradecimiento a esta biblia que me explica, entre otros asuntos, cómo sumergirme en ciertas aventuras y salir indemne a respirar a la superficie cada dos canciones. Joseba Martin ejerció de maestro de ceremonias y comenzó diciendo que “el reino de Ainara LeGardon no tiene fronteras”. Vigilante, con mi guitarra, muy lejos de sentirme como una reina, sí me encontraba en la posición que más tarde describió: “Ainara es y no es una francotiradora, apostada en las laderas de sus montañas”. Disparé lo más certeramente que pude, a veces con palabras, otras con sonidos. La mayoría, con recuerdos tamizados y moldeados. Todas, desde la necesidad. “Entre en usted […] Reconozca si se moriría usted si se le privara de escribir. […] ¿Debo escribir? […] Construya su vida según esa necesidad […] Basta sentir que se podría vivir sin escribir para no deber hacerlo en absoluto”. Fue un placer contestar a preguntas como “¿Dónde vas cuando cierras los ojos?, ¿A dónde viajas?” Y más tarde, saber que conseguí llevarme a algunos conmigo durante aquel rato. Quizás permanezcan todavía allí.

Ainara LeGardon. Paperezko kontzertua. Garoa (Zarautz)

Ainara LeGardon. Paperezko kontzertuak. Garoa (Zarautz)

“Tenga paciencia con todo lo que no está resuelto en su corazón e intente amar las preguntas mismas, como cuartos cerrados y libros escritos en un idioma muy extraño”, le dice Rilke a Kapuss. Así, cuando ayer se me lanzaban algunas preguntas al aire, yo trataba de amarlas. “La idea de ser creador, de crear, de formar, no es nada sin su constante y grandiosa confirmación en el mundo […] En un pensamiento creativo viven mil noches de amor olvidadas, que lo llenan de altura y grandeza”. Gracias a todos los que os reunisteis en Garoa este lluvioso domingo, para compartir intimidades conmigo. Gracias a Joseba Martin por encauzar la conversación hacia lugares donde campan el inconformismo, la libertad y la inquietud. Gracias a Garoa por propiciar momentos mágicos, imposibles de fabricar en serie. Gracias a Dani Moreno por haberme regalado “Cartas a un joven poeta”, sabiendo que lo apreciaría tanto. Las fotos son de Joseba Martin. En ese instante yo estaba volando más allá de los libros, de los discos, de las polaroids. En un lugar en el que no duele nada y nada más importa. Sólo la marca del carmín en la rejilla del micrófono delata mi vínculo espacial con una realidad a la que de vez en cuando he de volver.

Ainara LeGardon. Paperezko kontzertua. Garoa (Zarautz)

Ainara LeGardon. Paperezko kontzertuak. Garoa (Zarautz)

El vídeo completo del concierto está disponible aquí:

Tumbada en el sofá no reconozco el primer destello.

Podría ser el reflejo de la luz de un cuarto de estar del edificio de enfrente, en el cristal de una ventana que se cierra o se abre. Señales con un espejo.

El segundo, el tercero, el cuarto, anteceden a los truenos fuertes, vibrantes, bellos. Tiembla la casa, éste ha caído cerca. La tormenta trae el mar al patio de vecinos.

PD: Prosigo con la lectura de “El puño y la letra”.

The Drones ponen banda sonora a la incesante lluvia. Ya no sé cuántas veces he compartido esta obra maestra. Subid el volumen y que paséis una buena noche.

El pasado domingo 4 de enero se publicó en Berria una entrevista con Iñigo Astiz para un reportaje especial sobre la gestión de los derechos de Propiedad Intelectual. Hablamos sobre mi visión del modelo actual, el conflicto que planteo en mi estudio “Otro modelo es posible”, y si existe una alternativa viable.

En este enlace se encuentra la versión en euskera, pero completo esta entrada con las respuestas en castellano tal cual fueron enviadas.

Entrevista a Ainara LeGardon en Berria. 4 enero 2015

Entrevista a Ainara LeGardon en Berria. 4 enero 2015

Dices que has querido escribir el libro que te hubiera gustado leer. ¿A qué te refieres? (Supongo que será por la poca claridad y los mensajes contradictorios que existen sobre el tema no?).

Ése es un refrán anglosajón que yo he interpretado como “si lo que nos rodea no nos parece justo, algo habrá que hacer para cambiarlo”. Si buscamos un siginficado más literal, es cierto que a mí como creadora me hubiera encantado encontrar información clara y estructurada sobre nuestras opciones a la hora de gestionar los derechos que nos corresponden y otros temas importantes para la carrera de un músico. Es una pena que habitualmente esa información va llegando a lo largo de nuestra trayectoria, una vez hemos tomado decisiones cruciales que nos limitan.

Al final del trabajo argumentas que el actual sistema de gestión de derechos de propiedad intelectual está diseñado para complacer grandes compañias y que los autores más débiles salen perdiendo. ¿Por qué dices eso?

En el seno de SGAE conviven autores individuales y grandes compañías editoriales. El actual sistema de representación permite que tan solo el 11 % de los miembros de la entidad tengan derecho a voto. Cuanto más se genera, más votos se obtienen. Tampoco cualquier socio puede presentarse a las elecciones para formar parte de la Junta Directiva. Aproximadamente tan sólo unos 300 sobre 90000 pueden hacerlo. En este contexto, los autores individuales que menos recaudan se quedan sin voz, sin representación, y sin poder participar en la toma de decisiones que tanto les afectan.

Se supone que son los autores los que deberían ser los beneficiarios de la gestión de los derechos de PI, pero parece que a veces son más bien los damnificados. ¿Es así?

Ocurre que algunas entidades de gestión, en lugar de proteger y salvaguardar los derechos de los autores, gestionan la obra como ellas estiman oportuno, de manera rígida e inflexible, lejos del deseo de los propios titulares y llegándose a convertir en ocasiones en sus propias enemigas. Habría que valorar que el carácter de exclusividad que impone SGAE en su contrato de adhesión genera situaciones indeseables para muchos autores. Otras entidades, como VEGAP (artistas visuales) o CEDRO (derechos reprográficos), ya ofrecen un contrato de gestión no exclusivo, permitiendo a los autores decidir encomendar la gestión tan solo de algunas obras a estas entidades, y no de toda su obra completa. El problema no queda resuleto, ya que las obras que no son gestionadas por estas entidades quedan en la práctica sin gestionar, puesto que hoy en día no existen alternativas.

Hay una contradicción fundamental en la forma de gestionar los derechos de propiedad intelectual que está presente en todo tu trabajo. Un autor que decide publicar su trabajo con licencias CC no puede ser miembro de la SGAE, pero sin embargo legalmente sólo la SGAE puede gestionar sus derechos. ¿Qué consecuencias tiene eso?

Que en SGAE haya una bolsa de varios millones de euros del llamado “pendiente”. Si los legítimos titulares no reclaman los derechos recaudados en su nombre en un plazo de cinco años, esa cantidad queda en el seno de SGAE. La forma de reclamar ese “pendiente” es haciéndose socio, algo imposible en el caso de los autores libres. La ley establece que el sistema de reparto ha de estar determinado en los Estatutos de las entidades de gestión colectiva y excluir la arbitrariedad, aunque en la realidad donde se contienen las normas de reparto no es en los Estatutos, sino en el reglamento interno de las entidades, fuera de control de la Administración. Los fines a los que se destinan los derechos prescritos son, pues, fijados por cada entidad.

La SGAE recauda el dinero derivado de la gestión de derechos de PI incluso cuando los autores trabajan con licencias CC. ¿Tienen los autores libres algún modo real de conseguir el dinero que la SGAE ha recaudado en su nombre? Actualmente no.   Leyendo tu trabajo parece bastante obvio que la SGAE se niega a tomar en consideración la realidad musical actual. ¿Es así? ¿Compartes esa sensación?

Totalmente. En países como Holanda, Dinamarca, Suecia y Francia, las entidades de gestión correspondientes ya han firmado convenios de colaboración con Creative Commons para gestionar las obras de autores que hayan optado por cualquier tipo de licencia CC no comercial. SGAE no tiene intención de firmar dicho convenio, argumentando que no existe una demanda suficiente de ese servicio por parte de los autores. Da la impresión de que ni siquiera se han molestado en recabar la opinión de los interesados. Yo estoy en continuo contacto con creadores, socios y no socios, y lo cierto es que una inmensa mayoría cree que es necesario que la SGAE se adapte a los tiempos.

La falta de transparencia parece otro foco de problemas en este caso.

Así es. La gente me comenta que cuando se ha dirigido a SGAE para consultar algo, o bien no ha obtenido respuestas, o bien la información que ha recibido es vaga y confusa. También la opacidad en cuanto al funcionamiento de la entidad y la toma de decisiones, afecta a la imagen pública y fomenta la desconfianza de autores y usuarios. Por no mencionar los supuestos casos de corrupción que están en manos de la justicia, y las múltiples llamadas de atención y multas impuestas a SGAE por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. La última de ellas, hace tan sólo un mes: 3,1 millones de euros por “abusar de su monopolio e imponer determinadas condiciones abusivas a los promotores musicales”.

Has hablado con unos 250 autores para preparar tu trabajo. ¿Qué reflexiones te han hecho llegar? ¿Sientes una voluntad mayoritaria de cambio?

La reacción más habitual es la de incredulidad cuando se les explica el marco legal y el funcionamiento de las entidades de gestión y cómo nos afectan, no sólo como autores, sino también como ciudadanos. Existe, sin duda, una voluntad mayoritaria de cambio y de adaptación al nuevo escenario. Pero lo que más se percibe es ese deseo y necesidad de encontrar una entidad justa y transparente a la que poder adherirse sin sentir vergüenza y manteniendo la coherencia con nuestros principios. Los creadores no desean regalar sus derechos, sino encontrar una forma justa de gestionarlos.

¿En qué te afecta a ti todo esto como autora?

Para empezar, por ser socia de SGAE tengo la obligación de declarar toda mi obra en la entidad, o bien estaré incurriendo en un incumplimiento de contrato. Teóricamente no me es posible, por ejemplo, realizar obras en colaboración con artistas que utilizan licencias CC. Eso, técnicamente. A nivel personal me afecta, y mucho, pertenecer a una entidad con cuyas formas no comulgo, sabiendo además que no tengo otra altermativa si no quiero que se queden con los derechos recaudados en mi nombre.

El título de tu estudio es esperanzador. “Otro modelo es posible”. ¿Cómo debería ser ese modelo? Y ¿Crees que aparecerá ese modelo?

La primera versión del trabajo llevaba el título entre signos de interrogación, pero a medida que lo fui desarrollando me di cuenta de que ese otro modelo sí es posible. En Alemania ha surgido C3S, que es una entidad en régimen de cooperativa que prevé estar funcionando como operador de gestión independiente el año que viene. Su modelo se basa en la transparencia y la equidad: cada socio tiene un voto independientemente de los derechos que genere, las editoriales no pueden ser miembros (sino sólo los autores), y se aceptan obras tanto con licencias libres como con todos los derechos reservados. Como vemos, ese modelo ya ha aparecido en Europa. Este año, además, se ha aprobado la Directiva europea 2014/26/UE, que aspira a otorgar a los socios una mayor libertad, permitiéndoles por ejemplo compaginar las licencias de las entidades con licencias individuales que deseen conceder en casos concretos. También pretende robustecer los mecanismos de control interno de las entidades, la participación en el ejercicio de derechos y en la toma de decisiones en relación con la recaudación y el reparto. Es importante señalar que esta directiva también otorga vía libre a los llamados operadores de gestión independientes, como C3S. Se espera su transposición para primavera del 2016.

Entrevista a Ainara LeGardon por Rubén Caravaca en El Diario Vasco

Entrevista a Ainara LeGardon por Rubén Caravaca en El Diario Vasco

“La crisis agudiza el ingenio”, entrevista con Ainara LeGardon por Rubén Caravaca

Publicada el 19 de diciembre de 2014 en El Diario Vasco con motivo de su  actuación en Donosti. Componiendo, produciendo, actuando, experimentando o reflexionando hasta convertirse en una de nuestras autoras más interesantes a nivel nacional y de más proyección internacional. Propuestas personales y otras compartidas como Archipiel (dúo de improvisación vocal), La Criatura (música experimental), el colectivo maDam, la orquesta de improvisación FOCO o componiendo para bandas sonoras.  Cinco discos editados: “In the mirror” (2003), “Each day a lie” (2005), “Forgive me if I don´t come home to sleep tonight” (2009), “We once wished” (2011) y “Every Minute” (2014). Esta noche presenta este último en el Centro Cultural Intxaurrondo acompañada de Héctor Bardisa (batería) y Rubén Martínez (bajo), temas nuevos que compaginarán con alguna lectura más actual de composiciones anteriores. Canciones abiertas a la improvisación que convierten cada actuación en un concierto particular, singular, único. Hablamos sobre todo ello y de paso aprovechamos para comentar su última reflexión  “Otro modelo es posible  que acaba de compartir en internet.

¿Cómo definirías a Ainara LeGardon? Músico y activista del “hazlo tú mismo”.

¿Con cual de tu faceta artística te encuentras más a gusto?

Con cualquiera de ellas. Es muy distinto subirse al escenario con la guitarra que hacer una intervención sonora en una galería de arte, por ejemplo, pero ambas vertientes se contaminan y enriquecen una a la otra. También la faceta como docente alimenta al aspecto artístico.

Tu particular viaje ¿dónde quieres que te lleve?

No hay un destino fijado. Sólo espero que el tránsito sea interesante.

Sobria, intensa, emotiva, honesta…  definiciones que van más allá de la música y que te lleva, además de componer y actuar a reflexionar, sobre el papel de la cultura, los artistas, los gestores, las sociedades de gestión….

Esa investigación y ese acto de reflexión creo que es básico en un proceso artístico y, por tanto, vital. El cuestionamiento de las ideas, las razones y el modo de llevarlas a cabo, dota a nuestra obra, y nos dota a nosotros mismos en la actividad diaria, de una convicción y fuerza indispensable para seguir adelante. Además, en ocasiones, también inspira a otros, y eso es doblemente reconfortante.

Acabas de publicar una reflexión sobre nuestro ámbito musical “Otro modelo posible”

¿Qué te ha llevado a ello? Es el resultado de la actualización y ampliación del proyecto final de un curso de Propiedad Intelectual. Creo que los autores y artistas necesitan tener una información básica acerca del marco legal y las opciones con las que cuentan a la hora de gestionar sus derechos y encaminar sus proyectos. Muchos toman decisiones clave en sin contar con datos suficientes para poder valorar las alternativas y las consecuencias de sus opciones. Es hora de que la información llegue a los verdaderos protagonistas. Creo que mi estudio puede arrojar algo de luz al asunto, y esa fue la mayor motivación para publicarlo.

¿La crisis económica-política facilita nuevas oportunidades?

Agudiza el ingenio, hace que broten ideas arriesgadas, que nos reinventemos, y eso siempre es positivo.

¿La música popular está aburguesada-acomodada?

La música jamás puede estar acomodada. Si lo está, es que no es música.

¿Se adapta a los cambios?

La música, sí. La industria, el modelo de negocio, las entidades de gestión y la ley, sin embargo, no parecen estar a la altura.

¿Los músicos deberían sindicarse?

Comparto con David García Aristegui y otros expertos en Propiedad Intelectual, que sería viable y necesaria la creación de una entidad a medio camino entre una entidad de gestión colectiva y un sindicato, que defendiera los derechos de los autores de la forma en la que éstos consideraran oportuno, de la que no pudieran ser socias las editoriales y que se nutriera en su mayor parte de las cuotas de los miembros. Afortunadamente parece que en Europa empiezan a surgir nuevas propuestas, como la alemana C3S, que bajo régimen de cooperativa, ha logrado echar a andar y prevé empezar a actuar como operador de gestión independiente el año que viene a nivel paneuropeo.

Por segundo año consecutivo mi amigo Álvaro Sanz (Los Cursos de Alvaro Sanz) me ha invitado a su festival Inspira para dar un pequeño taller de improvisación musical. Aproveché el largo viaje en tren desde Bilbao hasta Tarragona para leer el libro “La mirada creativa” de Peter Jenny, y tomar algunas notas con las que arrancar la atención de los inscritos (en su mayoría fotógrafos o artistas visuales):

“Tu mente es el escenario. Tus ojos la iluminación”.

Nos encontramos en plena montaña, donde el paisaje sonoro es riquísimo y muy diferente al que estamos acostumbrados a escuchar a diario los que vivimos en entornos urbanos, ya sean más o menos grandes. Mi objetivo en el taller fue fomentar la apertura a la hora de reconocer que en cada pequeño detalle existe una idea por explotar, abrir los ojos a lo incidental, a la belleza de lo ordinario, que en este preciso contexto es extremadamente sugerente. Volviendo al texto de Jenny, “¿cómo observar y reformular la realidad desde una óptica creativa y artística?”. Reinterpretar el mundo, en definitiva.

Hace cinco noches soñé con el taller, y fantaseé con que interpretaríamos la obra titulada “Una tarde de junio”, de Rubén Gutiérrez del Castillo. “Una tarde de junio sólo podrá ser realizada en junio”. Así comienza la partitura de instrucción. Llamé al compositor y le conté mi idea. Él se ofreció a adaptar la pieza para grupos de músicos en vez de para intérpretes individuales, y a realizar los cálculos matemáticos expresados en las instrucciones para determinar la duración de la obra, el número de intervalos y de eventos sonoros, teniendo en cuenta que sería interpretada el 28 de junio del 2014. Dicho y hecho: una orquesta de 25 músicos, a-músicos y no-músicos, nos brindaron uno de los momentos más especiales del festival.

Las fuentes de sonido que intervienen en “Una tarde de junio” son cinco: agua, madera, aire, sonidos bucales y piedras. Todos ellos, elementos de este entorno y que se convirtieron en sus instrumentos musicales durante los 23 minutos (la suma de los dígitos de la fecha concreta) que duró el concierto.

En las instrucciones, el autor de la obra especifica “la intensidad de los eventos sonoros será consensuada por los músicos prestando atención al día en que se lleve a cabo la realización de la pieza y a las condiciones del lugar donde se haga. No todos los días de junio son iguales”. Y os aseguro que el 28 fue un día tan especial, y las condiciones del lugar tan insólitas, que pudimos ver a una madre (intérprete de aire) soplando suavemente el brazo de su bebé, a uno de sus compañeros haciendo sonar un inflador de colchonetas como el más mágico de los cánticos de un afilador que avisa con su chiflo de su llegada al pueblo, a los intérpretes de madera construir una txalaparta con cuatro troncos y golpearla con hojas y ramas (creo que alguno incluso la golpeaba sólo con la mirada). Entre el público las madres mecían a sus pequeños inmersas en una especie de mantra.

Reviso mi cuaderno de notas y encuentro un extracto de la contracubierta de “La mosca tras la oreja” de Llorenç Barber y Montserrat Palacios, que me ayuda a explicar cómo podemos enfocar este instante, creado de forma colectiva: “… el énfasis ya no se pone en el componer sino en el disponer, no en el concebir sino en el recibir, no en el sonido en sí (un sonido son todas las maneras de ser escuchado), no en el instrumento, ni siquiera en el tiempo, sino en la situación creada y en todas las conexiones que tal situación es capaz de generar en quien se adentra en ella”.

Álvaro Sanz traduce al lenguaje visual sus sensaciones: “Esto es una foto muy bien desenfocada”.

Gracias a Rubén Gutiérrez por concebir “Una tarde de junio” y adaptarla a nuestras necesidades, a los alumnos-intérpretes, a los asistentes al concierto, al viento (que en algunos momentos parecía ser invocado por la orquesta), y a Álvaro Sanz porque, como tú mismo pensaste al ver a alguno de tus alumnos de fotografía haciéndonos gozar golpeando un tronco con una piña con una partitura delante, “algo estás haciendo bien”, amigo. Gracias.

Ainara LeGardon. Festival Inspira. Siurana de Prades (Tarragona, 29 de junio del 2014).

PD: La foto es de Rosa Martínez, durante el ensayo previo al concierto.

Taller de improvisación con Ainara LeGardon en Inspira 2014

Taller de improvisación con Ainara LeGardon en Inspira 2014

Arratsaldeon!

Llueve, suena la voz de Meredith Monk y termino de redactar una entrega más de mis diarios de viaje (o lo que quiera que sean estos textos), que espero os sirvan para descubrir algo nuevo o simplemente para acompañarme de forma retroactiva.

Hoy mi agradecimiento va para Maria Porter, su mirada y su aliento. Una mujer (actriz, pedagoga y directora norteamericana) que desde el primer día que pasamos juntas me miró con complicidad y quiso regalarme parte de su experiencia. Gracias por hacerme reflexionar sobre el proceso creativo de tal forma que ahora soy capaz de ponerle nombre a muchas de mis sensaciones en esa “habitación vacía”.

La foto la saqué durante la demostración de su trabajo “Encounters with an empty room” (que muestra la relación entre el proceso creativo y el entrenamiento físico a través del Método Suzuki) el 5/09/13 en la Sala Negra de Teatros del Canal.

Que paséis una buena tarde.

 

06/09/13

El hotel en el que me alojo está justo al lado de un departamento de bomberos del centro de Madrid. Lindando con los bomberos hay una residencia de ancianos. Mi ventana da justo al patio que une los edificios, cuya estructura permite que los sonidos de las plantas bajas lleguen claramente hasta el tercer piso.

Llevo varias noches despertándome con los avisos, alarmas y sirenas. Afortunadamente, parece que anoche que no se quemó nada en la zona, ni ningún gatito quedó atrapado en la copa de un árbol.

Me acosté pensando en Maria Porter, una actriz de pelo blanco y fuerte que dirige el Departamento de Teatro de la Universidad de Long Island y a la que he tenido el placer de conocer en el Festival A Solas- The Magdalena Project, en el que participo. Su trabajo “Encounters with an empty room”, que presencié ayer por la tarde, me dejó realmente impresionada. Me expliqué (me explicó) muchas cosas que siento y que me ocurren trabajando sola. Me recordó esos puntos que hay que tener siempre en cuenta, la disciplina, el rigor y el porqué de hacer lo que hacemos.

“Siempre tengo que ir mas allá de las limitaciones que percibo en mí […] Tengo que trabajar con energía de actuación, y no con energía de ensayo […] Tengo que ser consciente de mis hábitos y posturas personales y tener control sobre ellos […] Tengo que usar un foco claro, y siempre tener una imagen […] Y en el fondo del teatro, o en mi caso en mi sala de estar, un Dios de la Perfección que me fuerce a medir cómo estoy ejecutando las formas en relación a su ejecución ideal.”

Anoche, como digo, me acosté pensando en ella, en todo lo que aprendí de su demostración, y en la importancia de seguir adelante por el camino de la independencia creativa.

Ninguna alarma sonó. No bajaron los muchachotes por la barra metálica ni se montaron en su camión rojo con esa inmensa escalera.

Sí que ocurrió, sin embargo, algo mágico. Tan triste como bello. Mi compañera de habitación, Helen, atestigua que a las 4 de la madrugada ya se podía escuchar. Yo lo oí conscientemente de 7 a 7:30, siendo aún de noche, pero seguramente llevaba varias horas insertándose en mi sueño el lamento constante de una ancianita de la residencia. Con voz aguda, quejumbrosa, y en forma de cántico decía “María, María, María”. Tres veces y una pausa. “María, María, María”. Tres veces y una pausa. Así, por lo menos, durante cuatro horas y media. Helen cree que estaba rezando. Yo, que llamaba a algún familiar en sueños. El caso es que aquella “María” se zambulló en mis fantasías con Maria Porter y su Dios de la Perfección.

“Debes estar muy cansado” es la traducción del saludo de honor en japonés cuando se termina la representación. Es exactamente lo que le hubiera dicho, con una reverencia, a la anciana que ha hecho que esta noche nada (y todo) saliera ardiendo. Lo que Maria Porter nos dijo tras su trabajo, y lo que yo le digo hoy, desde aquí, a ella.

Escenografía de "Encounters with an empty room". Maria Porter

Escenografía de “Encounters with an empty room”. Maria Porter

 

Contact

Name
Email
Message

Ok Mensaje enviado. Ok Message sent.
¡Error! Por favor valida los campos.Error! Please validate your fields.