Songs

Con guitarra / con canciones
“Ainara ha sido siempre la más íntima de los artistas. Sus canciones son una compañía audaz, comprensiva y clarificadora, y al final sólo podemos agradecerle su valentía.”

(Chris Eckman)

Desde su primer concierto en 1991, Ainara LeGardon ha recorrido con sus canciones los escenarios de Europa (Francia, Italia, Bélgica, Holanda, Alemania) y Estados Unidos, donde ha ofrecido conciertos en algunos de los clubes más legendarios de Nueva York, como el CBGB.

En el 2003 crea su propia compañía discográfica, Winslow Lab, con la que edita sus cinco discos en solitario hasta la fecha (“In the mirror” —2003—, “Each day a lie” —2005—, “Forgive me if I don´t come home to sleep tonight” —2009— y “We once wished” —2011— y “Every Minute”, los dos últimos en coedición con Aloud Music Ltd.), que han merecido excelentes críticas y una calurosa acogida por parte de la audiencia.

Su coherente trayectoria y su discurso sincero han hecho de ella una referencia imprescindible del folk-rock estatal, y le han permitido contar en sus álbumes y directos con músicos del prestigio de Chris Eckman (The Walkabouts) —productor de sus dos primeros trabajos—, Joe Skyward (Posies, Sunny Day Real Estate, The Walkabouts), Hannot Mintegia (Audience), Javier Díez-Ena (Dead Capo, Ginferno), Rubén Martínez (Tokyo Sex Destruction, Maika Makovski) o Héctor Bardisa (Flyingpigmatanza).

Ainara ha compartido cartel con artistas como Shannon Wright, Thalia Zedek, Dayna Kurtz, The Walkabouts, Bonnie `Prince´ Billy & Matt Sweeney, Karate, Giant Sand, Damien Jurado o Lisabö, y actuado en festivales como el FIB (Festival Internacional de Benicassim), Primavera Sound, Bilbao BBK Live, Monkey Week, Lemon Day, y Faraday, entre muchos otros.

Sus composiciones forman parte de largometrajes como “Abre los ojos” (Alejandro Amenábar, 1997), y documentales como los del realizador Álvaro Sanz, el último de ellos —“Hoy es primavera” (2014)— de reciente estreno.

Tras su estética sobria y su característica intensidad emocional, la música de Ainara LeGardon conmueve por su honestidad y encierra una riqueza expresiva que, en las sucesivas escuchas, nos revela nuevos aspectos de nosotros mismos.