Tag: Ainara LeGardon

Egunon!

Me parece casi imposible que en el mes de mayo pudiéramos lograr aquello que hicimos: el Relay de Relays, una carrera de obstáculos y relevos con 47 artistas en 4 ciudades. El Lolapalooza de la improvisación. Los Juegos Olímpicos de la música experimental. Audiotalaia acaba de publicar en libre descarga un documento completísimo: audios, vídeos y textos que relatan de forma excepcional un suceso que aún hoy me parece digno sólo de un sueño. Mayo fue un mes en el que escuché más que canté, en el que aprendí más que enseñé, en el que una niña me preguntó si soy de Marte capital o de un pueblecito de las afueras y yo le contesté sin decir una sola palabra que, por supuesto, de las afueras.

Tuve el honor de ser una de las co-organizadoras, y además, de aparecer en la pieza que abre la obra junto a Fernando Junquera (Negro), Marta Sainz y Javier Pedreira que podéis escuchar en este enlace. Dos guitarras y dos voces. La mía, persiguiendo las melodías de Negro, lentamente pero de forma segura, construyendo junto a los demás un nido para acomodarnos todos.

También me encargaron un texto del que compartí un extracto con vosotros hace poco, en el que insisto en lo que más importa. Se ha publicado junto a otros de Wade Matthews y Josep Lluís Galiana. Hoy os dejo el mío en su totalidad y os pido que dediquéis un momento a escuchar, ver y leer. Gracias por estar ahí y apoyar la Música.

 

“Si hay una palabra que describa un Relay, es compromiso: Un acuerdo en el que ejercer nuestra responsabilidad en pos de la música (y dan ganas de escribir Música con mayúscula).

Si hay otra, es confianza: El aliento de los otros que impulsa las decisiones de uno mismo.

Tomamos el relevo en la tarea de mantener una red con los nudos bien atados. Con vínculos y conexiones que permitan la continuidad de un viaje. Somos olas en el recorrido del mensaje en la botella. Unos adoptamos el papel del viento, otros de la gravedad lunar, de la masa acuosa en forma de lecho, de la espuma que acolcha la superficie… y juntos mecemos y transportamos la idea del compromiso.

Tras este Relay de Relays acontecido en mayo del 2014, ha sido un placer caer rendida al traspasar la línea de meta, pues el objetivo de emocionar y emocionarnos ha sido alcanzado. La semilla, sembrada; y el testigo, ya depositado en otras manos para que la aventura continúe.

Que disfrutéis de la escucha.”

http://www.audiotalaia.net/catalogue/at075-relay-2014/

 

“¿Eres de Marte capital o de un pueblecito de las afueras?” creo que es la pregunta más bonita que una niña me ha dirigido nunca. No hizo falta que le contestara con palabras para que se diera cuenta de que, efectivamente, soy de la periferia.

Supongo que habréis oído alguna vez que “la mujer del César no sólo ha de ser honesta, sino parecerlo”. Pues bien, a mí ser y parecer de otro planeta, me cuesta lo mío:

Lo recuerdo como si hubiera sido hace meses, y tan sólo hace cuatro días que hacía equilibrios sobre el enorme tablero de ajedrez que formaba el suelo del claustro del CICUS (Sevilla). El final del Relay de Relays. Después han venido otras experiencias sobrenaturales, como hacer de fantasma por los pasillos de La Alhóndiga (Bilbo) el viernes de madrugada, y casi desvanecerme sobre un bogavante el sábado al mediodía en Oruña (Cantabria).

Ya pasó mayo. El juego sigue. Suena “Our endless numbered days” de Iron and Wine. Le doy volumen y os deseo un feliz día.

La foto es de Vicente Peñalver.

Relay en CICUS (Sevilla) por Vicente Peñalver

Relay en CICUS (Sevilla) por Vicente Peñalver

Egunon!

Me encanta compartir con vosotros lo que para mí es, no sólo una buena noticia, sino la noticia de un gran paso en lo personal y lo artístico.

El día 3 de septiembre presentaré mi primer solo de improvisación en Teatros del Canal de Madrid, dentro del festival de artes escénicas A Solas- The Magdalena Project (Red Internacional de Mujeres en las Artes Escénicas Contemporáneas, organización fundada en 1986 por Jill Greenhalgh para dar visibilidad y promocionar el papel de las mujeres creadoras independientes): http://www.teatroscanal.com/espe…/a-solas-magdalena-project/

Espero poner en práctica todo lo que me han transmitido mis maestros improvisadores. Estas líneas son mi agradecimiento personal a uno de los que más me ha marcado: Wade Matthews, quien me ha enseñado que hacer un solo así no es cuestión de actuar, sino de SER; que hay que reconocer que la estrella es la música y no el músico, y obrar con generosidad y ética.

Dejaré la guitarra en casa, me pondré las medias de red y cogeré todos los micrófonos que tenga a mano para SER con mi voz y el sonido cavernoso de mi cuerpo cuando tiene el estómago vacío.

Gracias por hacerme entender que no estoy aquí para tocar, sino para hacer música.

Gracias por enseñarme que la escucha es el acto más voluntarioso, solidario e inteligente del improvisador. Que escuchar es más que oír; es elegir.

“Cuando el grupo y su música se mueven como un banco de peces, como una bandada de golondrinas, todos juntos en la misma dirección y en el mismo instante… eso es la escucha. Cuando el grupo y su música se mueven como los fuegos de artificio, todos a la vez y en direcciones distintas, llenando el espacio de colores y ruidos, eso es la escucha. Cuando ya no canta ninguno, eso es la escucha”.

Gracias por hacerme desear esculpir el silencio.

Gracias por hacer que considere mi instrumento como un conjunto de posibilidades. Por enseñarme que el instrumento no sólo sirve para comunicar las ideas, sino también para pensarlas.

“En el momento de proponer el instrumento como herramienta de pensamiento, emerge lo imprevisto, no como una sorpresa sonora, sino como una idea que entra en la cabeza y sale por el instrumento sin que sepamos muy bien de dónde ha venido”.

Gracias por ayudarme a asumir el riesgo de tocar más allá de las fronteras de lo cómodo y atreverme a entrar en situaciones imprevisibles. Por darme la fuerza para tomar decisiones que me han empujado hacia áreas que no había imaginado antes, convirtiendo –como diría John Butcher- un concierto correcto en un concierto especial.

Gracias por hacerme huir de la dependencia y la pereza.

Gracias por plantear en mí la pregunta de si hay algún valor intrínseco en llegar a más gente y cuál sería su coste.

Gracias por confirmarme que el error existe o no según lo que se hace con él.

“La música iba muy bien antes de que nosotros naciéramos e irá realmente bien cuando nos hayamos ido”.
[Notas: citas e ideas extraídas del libro “Improvisando. La libre creación musical” de Wade Matthews. Foto de Esther Cidoncha]

Ainara LeGardon por Esther Cidoncha

Ainara LeGardon por Esther Cidoncha

 


Contacto

Nombre
Email
Mensaje

Ok Mensaje enviado. Ok Message sent.
¡Error! Por favor valida los campos.Error! Please validate your fields.