Tag: Autogestión

Israel Viana arranca la introducción de su magnífica entrevista recordándome que empecé a tocar la guitarra el mismo año que se aprobó Ley de Propiedad Intelectual de 1987. “Solo era una niña y aún no sabía que aquellos dos acontecimientos se convertirían en la piedra angular de su vida”. Nunca lo había pensado así, pero tiene mucha razón.

entrevista ABC Ainara LeGardon

PD: la foto es de Alvaro Sanz.

Entrevista completa en http://abcblogs.abc.es/silencio-por-favor/2017/08/21/ainara-legardon-sgae/

 

Hola a tod*s:

Durante los próximos meses mi agenda estará copada por actividades relacionadas con la propiedad intelectual. Prosigo con la impartición de talleres en torno a la gestión de derechos de autor, licencias libres, autogestión, etc. Habrá para todos los gustos: modalidad on-line (30 horas), herramientas para la autogestión (16 horas), además de charlas en diferentes contextos (desde la Facultad de Bellas Artes hasta los seminarios sobre EKKI, la entidad vasca que irrumpe como modelo alternativo en la gestión actual de derechos).

Continúo también con las colaboraciones permanentes como consultora para Musikari (Asociación de Músicos de Euskal Herria), y coordinando el servicio de asesoría personalizada para proyectos creativos “Copyzer” en CBA Kultur Gunea de Irun.

En abril Consonni editará el libro “SGAE: El monopolio en decadencia”, en el que he trabajado durante dos años junto a David García Aristegui. Aquí tenéis la sinopsis a modo de aperitivo:

¿Qué entidad puede presumir de haber tenido en su seno a compositores de ópera, directores de cine porno, dramaturgos, guionistas, mimos y punks? La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE). 

Fruto de una profunda labor de investigación, complementada con la experiencia personal de los autores como socios de SGAE, este ensayo busca ofrecer reflexiones críticas y visibilizar las alternativas existentes al modelo de gestión de derechos actual. Muestra un itinerario histórico, desde los orígenes de las sociedades de autores a principios del siglo XX y su situación durante el franquismo, pasando por la imagen de Teddy Bautista saliendo esposado hacia el juzgado, hasta llegar a la actualidad. Las narraciones, cartas abiertas y declaraciones de directivos de SGAE, así como las experiencias y enfoques de juristas, editores independientes, creadores y nuevas entidades que han irrumpido en escena nos ayudan encajar las piezas del puzzle.

Portada de "SGAE: El monopolio en decadencia"

Portada de “SGAE: El monopolio en decadencia”

Otro de los libros en los que participo y que editará próximamente Thomson Reuters Aranzadi es “Derecho del Arte. Anuario Iberoamericano 2016”. Incluirá mi artículo “Revisión del marco legislativo de la Unión Europea en materia de propiedad intelectual: conflictos, propuestas de modernización e implicaciones en el futuro de la gestión de derechos”, seleccionado en 2015 por el Jurado del Premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte.

Os dejo con la agenda completa de cursos, charlas y consultoría sobre propiedad intelectual y autogestión. Para cuestiones particulares sobre algún asunto concreto en torno a derechos de autor, coaching de proyectos creativos, etc. podéis consultar las condiciones de la asesoría personalizada en workshops@ainaralegardon.com.

¡Hasta pronto!

Ainara LeGardon

 

04/02/2017. 10:30 – 14:00. Seminario “EKKI: Derechos de autor a nuestra manera”. Katakrak, Iruña.

08/02/2017 – 13/03/2017. Curso on-line de Propiedad intelectual, licencias libres y gestión de derechos. Asmoz Fundazioa.

10/02/2017. 17:30 – 19:30. Charla sobre Propiedad Intelectual en el curso “Emprender en Cultura”. Facultad de Bellas Artes de la Universidad del País Vasco, Leioa.

11/02/2017. 10:30 – 14:00. Seminario EKKI: “Derechos de autor a nuestra manera”. Euskararen Etxea, Bilbao.

18/02/2017. 10:30 – 14:00. Seminario EKKI: “Derechos de autor a nuestra manera”. Zuloa liburudenda, Vitoria-Gasteiz.

22/02/2017. 18:00 – 20:00. “Copyzer”- Sesiones de asesoría personalizada #8. Centro Cultural Carlos Blanco Aguinaga (CBA) Kulturgunea, Irun. COMPLETO.

11/03/2017 – 19/03/2017. 16:00 – 20:00. Curso “Herramientas para la autogestión: propiedad intelectual, recursos culturales y creatividad”. CC Basozelai Gizarte Etxea, Basauri.

29/03/2017. 18:00 – 20:00. “Copyzer”- Sesiones de asesoría personalizada #9. Centro Cultural Carlos Blanco Aguinaga (CBA) Kulturgunea, Irun.

12/04/2017. 18:00 – 20:00. “Copyzer”- Sesiones de asesoría personalizada #10. Centro Cultural Carlos Blanco Aguinaga (CBA) Kulturgunea, Irun.

 

Extensa e interesante entrevista de Ainara LeGardon con María N. Limón para el programa El Limón Revoltoso de Radiopolis. En dos podcasts:

 

“El diablo se hace más fuerte cuando miras hacia otro lado”. Ayer escuché esta frase (o algo parecido en su versión inglesa) e inmediatamente la adopté como epígrafe de uno de los capítulos del libro sobre SGAE. Afortunadamente, algo está cambiando y hoy, 27 de mayo, algunos miramos de frente a muchas cosas. Las comparto con vosotros por si os apetece unir la trayectoria de vuestros rayos X:

-Se ha puesto en marcha la página Unión Estatal de Sindicatos de Músicos, Intérpretes y Compositoras. Uno de los primeros actos en los que estarán algunos compañeros es esta tarde en Madrid, una jornada sobre sindicalismo y derechos de autor en el Ateneo de Villaverde: https://www.diagonalperiodico.net/culturas/30454-jornada-sindicalismo-derechos-autor.html

-Yo no estaré allí, porque arranco en Irun “Copyzer” (“Copyqué”), un servicio de asesoría gratuita y personalizada en materia de derechos de autor, licencias, y propiedad intelectual en general. La demanda ha sido brutal y las sesiones están completas hasta septiembre, lo cual indica vuestra inquietud y necesidad.

-Pero para el que quiera escuchar mis consideraciones acerca de los modelos de gestión de derechos de autor, la música en el entorno digital, la supuesta batalla entre creadores y usuarios, y lo que yo entiendo por respeto entre unos y otros, os recomiendo encarecidamente la lectura de esta entrevista en Plaza Abierta que me ha realizado Alejandro Matilla. La más detallada y completa en materia de propiedad intelectual de las que me han hecho hasta ahora. Espero que os parezca interesante puesto que, como siempre digo, va por vosotros. Que paséis un buen fin de semana. Y mirad a este lado, por favor.

http://plazabierta.com/entrevista-a-ainara-legardon-sobre-propiedad-intelectual/

Portada entrevista Ainara LeGardon en Plaza Abierta

Portada entrevista Ainara LeGardon en Plaza Abierta

 

El artículo “Revisión del marco legislativo de la Unión Europea en materia de propiedad intelectual: conflictos, propuestas de modernización e implicaciones en el futuro de la gestión de derechos” de Ainara LeGardon, ha resultado finalista del prestigioso Premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte.

La decisión del Jurado ha sido adoptada por unanimidad, y el trabajo de LeGardon será publicado en una monografía junto con el ganador “La puerta de Banksy (el error en la compraventa de obras de arte)”, de Juan Javier Negri, y “La protección jurídica de la obra artística en el siglo XIX”, de Alejandro Pérez Köhler.

El Premio que convoca la Fundación Uría tiene el objeto de “apoyar e incentivar los estudios jurídicos innovadores y de calidad sobre el mundo del arte, tales como estudios jurídicos sobre los creadores, sus obras y la difusión de bienes que son fuente de conocimiento, vehículo de intercambio cultural, medio para la expresión de las ideas e invitación al placer estético”.

En su artículo, LeGardon describe y analiza el debate suscitado por la revisión del marco legislativo de la Unión Europea en materia de propiedad intelectual. Se exponen informes, puntos de vista de los distintos agentes implicados, conflictos planteados, propuestas de modernización, así como una reflexión en torno a sus implicaciones en el futuro de la gestión de derechos de autor y conexos a nivel europeo. Así mismo se analiza la última modificación de la Ley de Propiedad Intelectual española (Ley 21/2014), poniéndola en relación con la Directiva 2014/26/UE, aún sin transponer a nuestro Ordenamiento Jurídico, y se valoran algunas de sus implicaciones en el futuro de gestión colectiva en el Estado español. Por último se realiza un breve repaso al entorno europeo, describiendo las últimas modificaciones en leyes de varios Estados miembros, así como experiencias alternativas en el ámbito de la gestión colectiva de derechos de propiedad intelectual.

LeGardon, siguiendo con su investigación y labor docente en torno a la propiedad intelectual y la gestión de derechos de autor, ofrecerá en los próximos meses varios talleres de Autogestión (en el MUSAC de León el 1 y 2 de abril, en el Centro de las Artes de Sevilla el 16 y 17 de junio, y en la sede de Consonni –Bilbao- el 13 y 14 de julio), además de continuar con sus servicios como consultora para Musikari (Asociación de Músicos de Euskal Herria).

Ainara LeGardon pone a disposición del público sus artículos y ponencias en descarga libre a través del enlace: http://www.ainaralegardon.com/category/publicaciones/

Más información sobre el Premio Rodrigo Uría Meruéndano de Derecho del Arte en: http://www.fundacionprofesoruria.org/noticias/Fallo-del-II-Premio-Rodrigo-Ur-a-Meru-ndano-de-Derecho-del-Arte.html

Ainara LeGardon por Alvaro Sanz

Ainara LeGardon por Alvaro Sanz

¡Hola a todos!

Ya está a vuestra disposición un nuevo artículo en descarga libre: “Música y audiovisuales: consejos y guía de buenas prácticas”. Las preguntas relacionadas con la música en el mundo audiovisual son, junto a las referentes al funcionamiento de SGAE, las consultas más frecuentes (“¿Pueden utilizar sin mi permiso una de mis canciones para publicitar un producto o para ambientar la escena de una película? ¿Qué pasos hay que seguir para negociar una banda sonora? ¿Cómo se puede saber de antemano si podemos usar o no una canción para un cortometraje, spot o videocreación?”). Sé que echabais de menos una guía escrita en un lenguaje más o menos coloquial, inteligible (esquema-resumen incluido). Espero haber logrado aclarar vuestras dudas. Como siempre os digo, antes de actuar y tomar decisiones, por favor, informaos.

Es increíble que casos como el de Pablo Und Destruktion y La Sexta estén a la orden del día. Conocemos su caso puesto que ha adquirido un carácter mediático, pero supone tan sólo la punta del iceberg.  Si consideráis que este artículo es interesante y contiene ideas que os han ayudado o pueden ayudar a otros, podéis contribuir difundiendo mi página web (en la que hay otras publicaciones parecidas).

Por cierto, contiene fragmentos del libro sobre SGAE en que estoy trabajando junto a David García Aristegui. Si os interesa el tema, permaneced a la escucha…

Desde este enlace os podéis descargar el trabajo en formato pdf:

Musica_y_audiovisuales_Ainara_LeGardon

¡Música y acción!

Portada "Música y audiovisuales" Por Ainara LeGardon

Portada “Música y audiovisuales” por Ainara LeGardon

 

Texto disponible en formato pdf y descarga libre: Un_nuevo_escenario_Ainara_LeGardon

Esta breve ponencia se enmarca dentro de una mesa redonda en la que el desafío es mostrar las cuestiones que más preocupan a los autores en materia de la gestión de sus derechos, y hacerlo en menos de diez minutos. Vamos a intentarlo.

En el ámbito de la propiedad intelectual se están viviendo momentos de cambio. Por un lado, desde la Comisión Europea se trabaja para revisar y actualizar la normativa existente, tratando de armonizar las diferentes leyes estatales y apostando por el Mercado Único Europeo. Por otro lado, en el Estado español aún queda un largo camino que habrá de desembocar en una próxima y necesaria reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (una más, tras la insuficiente revisión que supuso la Ley 21/2014), que implique la definitiva transposición de la Directiva 2014/26/UE sobre gestión colectiva.

Si bien la última reforma de la LPI nació ya obsoleta al no transponer algunas normas contenidas en la directiva europea, sí que ha supuesto ciertos cambios en el rumbo de la gestión de derechos. Ese hecho, sumado al surgimiento de una nueva entidad en el País Vasco, está provocando que se tambaleen los cimientos del hasta ahora casi invulnerable monopolio de las sociedades gestoras[1].

¿Qué cuestiones son las que más preocupan a los autores musicales?

Cuestiones simples, llanas. Asuntos que carecen de lógica para los autores y usuarios, y que se podrían resumir en muy pocos puntos:

1-El contrato de gestión contiene unas condiciones innegociables, previa y unilateralmente establecidas por la entidad. En el caso de SGAE es, además, de carácter exclusivo. ¿Qué implica esto?

-El autor se obliga a delegar la gestión de la totalidad su repertorio a la entidad. No puede optar por dejar fuera de SGAE la gestión de ciertas obras.

-En el caso de las autoproducciones, los autores están obligados a pagarse a sí mismos los derechos de autor cuando editan un disco o cuando ejercen de organizadores de sus propios conciertos. Ese pago se ha de efectuar por adelantado y a través de SGAE. Es decir, SGAE cobra a los autores para luego pagar a esos mismos autores, previa deducción de su porcentaje por la recaudación y administración de esa cantidad.

-Los socios tampoco pueden controlar, por ejemplo,en qué espacios pueden tocar su repertorio sin que SGAE esté legitimada para solicitar el pago de derechos en su nombre: pequeñas librerías, locales ocupados, y otros espacios alternativos fuera del circuito oficial y que no pagan tarifas a SGAE.

2-Tarifas y pendiente de reparto

-¿Por qué SGAE es capaz de gestionar los derechos de sus socios, pero también los de otros autores que no les han encomendado su gestión? Por un lado, porque existen derechos de gestión colectiva obligatoria, y por otro, porque algunos derechos que en principio son de gestión colectiva voluntaria son recaudados también por SGAE a través de las tarifas generales. Estas tarifas se cobran a los usuarios no por el uso efectivo de un repertorio concreto, sino simplemente por la disponibilidad de uso. Esto implica que existan millones de euros pendientes de identificar y/o repartir en las arcas de SGAE, simplemente porque han sido cobrados en nombre de autores que no los podrán reclamar, puesto que muchos ni siquiera son socios (ni tienen intención de serlo).

-Las tarifas han sido fijadas de forma unilateral por SGAE, en muchos casos (como ha denunciado repetidamente la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) de forma abusiva, amparándose en su posición de monopolio.

Cambio en el modelo

Por suerte, la reforma de la LPI trata algunos de estos aspectos, como el contrato de gestión, el control sobre las tarifas (hace tan solo unos días se aprobó la orden ministerial por la que se aprueba la metodología para la determinación de las tarifas generales) y el destino del reparto, la transparencia, etc.

EKKI surge, por lo que hemos podido comprobar hasta ahora, con la intención de permitir que el titular de derechos pueda elegir qué tipo de contrato suscribe con ella, flexibilizando la gestión para que sea el autor el que pueda tomar todas las decisiones sobre su obra. Otro ejemplo, en marcha desde el año 99, es el de DAMA. Esta entidad permite el contrato por obra (no exclusividad), y, gracias a la aplicación de unas tarifas que atienden al uso efectivo, tiene un “pendiente de identificar” de cero euros.

Cualquier entidad gestora que sea capaz de incidir en estas cuestiones, estará corrigiendo los graves fallos del modelo de gestión actual, y mejorando las condiciones de los creadores.

Formación y ayuda para los creadores

Un asunto fundamental para que los autores puedan tomar decisiones conscientes y responsables respecto a la gestión de su obra, es dotarlos de la formación necesaria en materia de propiedad intelectual. Que sepan qué derechos genera su obra y de cuáles son titulares, que diferencien entre aquellos que pueden ceder y los que no, que entiendan qué es y qué no es una entidad de gestión colectiva, que comprendan lo que son y no son las licencias libres y su compatibilidad o no con el modelo de gestión elegido por ellos mismos, y, como objetivo final, que ni un solo autor firme ningún contrato sin entender plenamente a qué se está comprometiendo mediante ese acuerdo.

Ainara LeGardon. Durango, 8 de diciembre del 2015.

[1] Todas las sociedades de gestión de derechos de propiedad intelectual en el Estado español ostentan un monopolio en su ámbito de actuación, excepto en el caso de los derechos de los creadores audiovisuales, quienes pueden elegir entre SGAE o DAMA. DAMA supuso, hasta el nacimiento de EKKI, el único caso de ruptura de uno de esos monopolios, pero tan sólo en un sector concreto (directores y guionistas, no compositores).

Mesa redonda. De izda a dcha: Igor Estankona (EKKI), Ainara LeGardon, Myriam Miranda (Musikari), Anjel Valdes (Elkar). Foto: Twitter Noiz Agenda

Mesa redonda. De izda a dcha: Igor Estankona (EKKI), Ainara LeGardon, Myriam Miranda (Musikari), Anjel Valdes (Elkar). Foto: Twitter Noiz Agenda

 

Hace unos meses leía el ya clásico “Manual de superviviencia” de Josep Coll i Rodríguez, y me sentí en parte irritada y en parte identificada con la cuestión (y su correspondiente respuesta) que cierra el capítulo “Preguntas habituales. Solución a las 100 preguntas malditas”.

A esa pregunta número 100, “¿Los artistas de este país se merecen el esfuerzo que ha supuesto escribir este libro?”, Coll se responde a sí mismo con un “No. (Véase el epílogo).”

Reí un poco. Tan solo un momento. La gracia que me hizo esa réplica a modo de protesta, que entonces percibí cargada de altanería, solo me duró unos segundos. Luego pensé en cuántas veces me he preguntado algo similar, y en cuántas me he quedado con ganas de zarandear (de forma figurada) a algún amigo, conocido, o incluso desconocido al comprobar su dejadez en lo que respecta a la gestión de sus creaciones. Pensé en las situaciones en las que lo he llegado a hacer (zarandear literalmente) y en cuántas ocasiones he sentido frustración, puesto que la razón de ese desinterés posee sus raíces en una profunda desinformación que la industria musical y las entidades de gestión alientan.

Los artistas nos dedicamos a hacer, sin preocuparnos demasiado de cómo lo estamos haciendo. Nos han enseñado que responsabilizarnos de algo más que divertirnos creando, nos desconcentra. Nos han repetido que lo mejor es que nosotros nos dediquemos a lo que sabemos hacer, y dejemos el control de la gestión de nuestra obra en manos de profesionales. Estamos desunidos y luchamos solos. Y las batallas, de esa forma, están perdidas antes siquiera de iniciarse.

En el proceso de documentación para el libro sobre SGAE que David García Aristegui y yo estamos escribiendo, hemos realizado numerosas entrevistas con autores, socios y no socios de la entidad. En varias ocasiones, tras la esperanza de encontrar a alguien formado/a, comprometido/a y que nos pudiera ofrecer razones bien fundamentadas a la hora de explicar sus decisiones en materia de gestión de derechos, nos topamos con el silencio, la duda, la delegación de poderes en alguien de quien realmente se desconfía, el recelo y, en última instancia, el miedo. Han sido ocasiones puntuales, pero para nosotros muy significativas.

Volviendo al manual de Coll, que me parece una obra generosísima, extraigo algunos fragmentos de su epílogo. La publicación data del año 2007, mucho antes de que afloraran a la superficie algunos de los conflictos más graves para los creadores (caso SAGA, escándalo de la “Rueda de las televisiones”, marcados desequilibrios económicos y de poder en los nuevos modelos de negocio, y un largo etc.) y de que eso de la “piratería” nos comenzara ya a sonar como un “no-problema” muy lejano a algunos. Con todo, recoge sensaciones y aspectos en los que debemos poner atención, y que hoy siguen absolutamente vigentes.

“…nuestra falta de organización nos mata, la voluntad de la mayoría de artistas de preocuparse únicamente por su proyecto artístico facilita esta situación, la falta de solidaridad entre nosotros y, especialmente, de los artistas que triunfan nos deja desnudos ante cualquier vulneración de nuestros derechos colectivos. La falta de participación total en los movimientos asociativos —las asambleas vacías— deja a los representantes de éstas vendidos delante de cualquiera, al no tener legitimidad de ningún tipo para actuar con un mínimo de respaldo. Pocos estamos perdiendo el tiempo, realizando acciones para intentar cambiar las cosas; […] Esta aureola que huele a muerto debe cambiar. En el momento en que los artistas nos demos cuenta de que sin músicos NO HAY MÚSICA, que debemos recuperar la punta de la pirámide del negocio musical, salir de las catacumbas… entiendo que, si todos nos pusiéramos de acuerdo, nadie haría playback, nadie firmaría contratos tipo con una duración aproximada de 120 años, como ocurre con los contratos editoriales, nadie miraría impunemente la miseria que vivimos desde su casa de Miami, nadie nos compraría por una zanahoria, por un anticipo.”

Yo no me rindo. Lo que se necesita es invertir en la formación de los artistas, dotarlos de las herramientas y el conocimiento necesarios para que tomen sus decisiones conscientemente, y dar las gracias y valorar el trabajo de quienes enseñan y comparten ese conocimiento que nos dota de poder. Que no se cansen de hacerlo.

PD1: Un abrazo bien fuerte a algunos de los que tengo más cerca, a los que me han enseñado a través de sus artículos, libros o simplemente a través de sus actos: David G. Aristegui (¿Por qué Marx no habló de copyright?), Servando Rocha (Creadores Abogados), Enric Enrich (Copyrait), Sergio Picón (Aloud Music), Alejandro Vera Palencia (Sideleft), y un largo etcétera.

PD2: “Manual de Supervivencia” se puede descargar gratuitamente desde la web de Asesoría Jurídica de las Artes: http://www.asesoriajuridicadelasartes.com/aja-ediciones/. El autor pide a cambio que se difunda el mensaje del motivo de su decisón para hacerlo: “ha decidido regalar su libro como protesta a la subida del IVA cultural y, en concreto a la no equiparación del IVA de los libros digitales (21%) con el de los impresos (4%)”.

PD3: Mientras decidía entre enlazar el nombre de Sergio a su blog o bien a la web de Aloud Music, me encuentro leyendo un post en su página personal que dice “…lo bonito de organizar conciertos es hacer feliz a la gente. Tengo mil recuerdos de gente disfrutando, con los ojos cerrados, bailando, gritando… en movidas montadas por mí. Todo el esfuerzo, las negativas, los obstáculos, las dificultades, la mierda de este negocio, se ve compensada por este tipo de cosas”. Y ya no tengo dudas.

Epílogo Manual de Superviviencia

Epílogo Manual de Superviviencia

[Este texto lo escribí hace 12 años, con un tono mucho más cursi que el que suelo mostrar ahora, pero con un contenido casi idéntico al que hoy día sigo defendiendo. Contaba el nacimiento de Famelia, la asociación de grupos autoeditados a la que pertenecí durante tres años junto a doss, Rosvita y el Estudio Brazil de Madrid. Y hablo de autogestión, de compañerismo, de colaboración. Del DIY (“Do it yourself”) al DIWO (“Do it with others”), término que, por cierto, ni siquiera se había acuñado entonces. Gracias a mis compañeros por todo lo que me enseñaron. Gracias a Carlos Molina y Ainara del Río (directores de Orpheo) por todo el apoyo que nos brindaron, y por habilitar en su publicación un espacio para reflexionar sobre la autogestión].

Famelia: Diario de un nacimiento

“Famelia: Diario de un nacimiento”

 “Famelia: diario de un nacimiento” 

(Publicado en el fanzine Orpheo nº14, noviembre 2003)

Madrid. Domingo. Once y media de la noche. Acabo de dar un paseo por el centro en muy grata compañía, conversando sobre cómo solían ser las cosas hace diez años. Hace un poco de frío, el mismo que me invade por dentro cuando recuerdo mi vida y mi relación con la música como algo que me llenaba de ilusión, que me proporcionaba infinitas alegrías sin demasiado esfuerzo a cambio. Era casi un juego, era dulce.

Muchos de nosotros no conocíamos algunas de las reglas, y los que sí las conocían se aprovechaban de ello para ganar pequeñas batallas. Pero daba igual mientras pudiéramos seguir jugando.

Ahora ha pasado mucho tiempo. Yo ya no tengo 17 años, sino 27. Mis compañeros de batalla ya están en la treintena. La música para mí y para algunos de nosotros hace tiempo que dejó de ser un juego de adolescentes para convertirse en un compromiso vital. Siempre lo fue aunque no fuéramos conscientes de ello.

Ahora estamos en el 2003. Somos más maduros como personas y como músicos. Conocemos mejor las reglas que rigen el juego, la vida, la música. Tenemos las ideas más claras, somos capaces de plasmarlas mejor en nuestras obras, en nuestras palabras, en nuestros actos. Pero ahora a nadie le importa.

A nuestros oponentes en el Maravilloso Juego Del Mundo De La Música no les interesa batirse ya con nosotros. Prefieren seguir jugando con quienes no conocen aún demasiado bien las reglas. Prefieren seguir ganando batallas ampliamente de manera fácil y rápida. No les interesan unos contrincantes más o menos experimentados. Y así, ¿qué gracia tiene el juego?

Por suerte tenemos tantas ganas de seguir cumpliendo nuestros pequeños sueños que no nos importa buscar nuevas formas de batirnos con la industria, con los medios, medir fuerzas con el público si hace falta. Retarlos a descubrir algo interesante donde nunca pensaron que podrían encontrarlo.

Cuando me preguntan por qué opté por la autoedición de este primer disco en solitario me vienen a la mente mil razones, muchas de las cuales me resulta muy complicado explicar. Es simplemente tratar de evitar que alguien manosee mis entrañas y haga nudos con mis tripas, y esa sensación no es nada fácil de hacer entender.

Si el camino que has de andar para llegar a tu objetivo está lleno de alimañas y animales peligrosos, de trampas y de lodo, ¿por qué no labrar un camino paralelo sin obstáculos impuestos? No vamos a negar que sea dificultoso, por supuesto que lo es.

No es una decisión fácil para quien carece de fuerza de voluntad y empeño, pero confiando en que tenemos mucho que decir, mucho que ofrecer y en que la recompensa al final del camino es muy grata, lo único que puedo decir es que merece la pena.

Cada vez encontramos más grupos que toman la decisión de autoeditarse y pasar por la dolorosa fase de un parto difícil, sin anestesia ni ayuda. Y cada vez más somos los que estamos dispuestos a ceder nuestra mano para que el otro la apriete fuerte, a escuchar los quejidos y tratar de mitigar el dolor que provoca el nacimiento de un nuevo disco en estas circunstancias. Todos nosotros somos mamás solteras.

Rosvita, doss y yo misma formamos una familia, Famelia, a la que también pertenece el Estudio Brazil, donde se han gestado nuestros respectivos discos. Unidos nos es más fácil darnos a conocer, organizarnos, promocionarnos y jugar de nuevo al Maravilloso Juego Del Mundo De La Música, esta vez con nuestras propias reglas. Unas reglas que todos nosotros conocemos, unas reglas justas, inventadas para la ocasión mientras labramos nuestro camino paralelo libre de trampas. De vez en cuando surge algún imprevisto, por supuesto, pero somos conscientes y contamos con ello. Si alguien tropieza y cae en el camino hay muchos compañeros decididos a tender una mano sin pedir nada a cambio. No nos hacemos la competencia unos a otros. El éxito de cualquiera de nosotros es una alegría para todos, Famelia se alimenta así de pequeños logros.

Cada uno de nosotros pone al servicio de los demás su experiencia profesional y personal, la de algunos más centrada en el Maravilloso Mundo De La Música y la de otros más centrada en el Maravilloso Mundo De Los Mayores, un mundo en el que inevitablemente tenemos que poner un pie de vez en cuando. Algunos de nosotros hemos querido creer durante años que ambos mundos no tenían nada que ver, pero no es así. Están tan interrelacionados que a veces se confunden.

Pero como ya he dicho antes, la satisfacción que encontramos al final del camino merece la pena. Y lo que más merece la pena de formar parte de un colectivo como Famelia, es que no importa ni cómo ni cuándo lleguemos al final del camino. Me atrevería a decir que no sé siquiera si hay un final. La satisfacción llega sola al ir recorriendo cada paso arropados por personas con las mismas inquietudes, con el mismo compromiso y con la misma ilusión. Personas que juegan en tu equipo. 

Si os apetece conocernos un poco mejor no dudéis en poneros en contacto con nosotros en (e-mail que ya no existe). Como nosotros hay muchos otros artistas autoeditados, que no necesariamente pertenecen a ningún colectivo. A todos ellos mucha suerte, ánimo y tampoco dudéis en poneros en contacto con Famelia para intercambiar material, experiencias o simplemente hacernos saber que estáis ahí. Muchísimas gracias.

Ainara LeGardon.

 

El sábado, en el escenario de The Lemon Day, con la Coronado vibrando en mis manos, tuve un pensamiento muy claro: “esto es por lo que todo merece la pena”. No hay nada como esa sensación, como mirar a Héctor y a Rubén, al público, y sentir los acoples de la guitarra. Es el empoderamiento que otorga el tener un “arma de construcción masiva” a merced de una misma, apuntando a cada puño en alto de cada amigo, a cada sonrisa de cada desconocido.

Entonces una se olvida del accidente con el taxi de camino al aeropuerto de Wroclaw, del cacheo y registro de maleta por llevar dispositivos electrónicos sospechosos, del retraso de media hora del avión hacia Munich, de la carrera en el aeropuerto de Munich para poder coger el avión hacia Barcelona, del otro retraso de 20 minutos, de la migraña de dos días.

No se puede expresar con palabras lo que supone que existan festivales como éste. Lugares de encuentro y reencuentro, citas ineludibles, pasión por la música y por las personas.

Decía el Albini hace poco: “Primavera Sound is the one that has had their shit together the best […] You can tell that they have selected the bands because they like them and not because they made some deal so they can play.” Se ve que el tío no se ha pasado por The Lemon Day para comprobar lo que es la buena mierda de verdad, la independencia, el mimo en la organización y la generosidad.

Gracias a todos los que lo habéis hecho posible durante 10 años. Ha sido un honor formar parte de ello. Gracias al público que ha puesto a hervir con su calor todo este esfuerzo en estado sólido, que ha acabado evaporándose en una niebla de autenticidad de la que todos hemos respirado y que nos ha enseñado a ser mejores.

Ahora, como dijeron los Za!, a por el Mandarina Day.

Ainara LeGardon en The Lemon Day por Rafa Rodrigo

Ainara LeGardon en The Lemon Day por Rafa Rodrigo

“Mira, hermana, me levanto en medio de una canción porque me da la gana decirte una cosa, y de paso darte un beso. Ahora tú tranqui, que retomamos el tema enganchándolo con “Killing in the name of”, y, por supuesto, lo hacemos todo por los Crazy Horse”. (Héctor Bardisael alicantino supremo-, en medio de “Forget just anything” en The Lemon Day. La felicidad hecha momento.

Ainara LeGardon y Héctor Bardisa por Rafa Rodrigo

Ainara LeGardon y Héctor Bardisa por Rafa Rodrigo

Y para continuar con la serie de imágenes titulada “Gustera en The Lemon Day”, una instantánea de Demoliciones Martínez, bien a gusto, fantaseando con el momento de pisar uno de sus pedales y reventar el equipo de sonido. Gatito lindo.

Rubén Martínez en The Lemon Day por Rafa Rodrigo

Rubén Martínez en The Lemon Day por Rafa Rodrigo

 

Ainara LeGardon en The Lemon Day por Rafa Rodrigo

Ainara LeGardon en The Lemon Day por Rafa Rodrigo

Ainara LeGardon en The Lemon Day por Rafa Rodrigo

Ainara LeGardon en The Lemon Day por Rafa Rodrigo


Contacto

Nombre
Email
Mensaje

Ok Mensaje enviado. Ok Message sent.
¡Error! Por favor valida los campos.Error! Please validate your fields.